Meditación Diaria

TODO

DIOS

TODO

Colosenses 3:23
23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

¿Cómo será el resultado al hacer todo para Dios?

Debemos Quitar la mirada del hombre y colocarla en el Dios vivo, Si vivimos para Dios, desaparece el egoísmo, la negligencia, la apatía, etc.

Vamos a una historia que nos muestra que sucede cuando hacemos las cosas para el hombre, perdiendo de vista que debemos hacerlo todo para Dios:

El Carpintero

“Había una vez un viejo carpintero que, cansado ya de tanto trabajar, estaba listo para acogerse al retiro y dedicarle tiempo a su familia.

Así se lo comunicó a su jefe, y aunque iba a extrañar su salario, necesitaba retirarse y estar con su familia; de alguna forma sobrevivirían.

Al contratista le entristeció mucho la noticia de que su mejor carpintero se retiraría y le pidió de favor que si le podía construir una casa más antes de retirarse.

El carpintero aceptó la proposición del jefe y empezó la construcción de su última casa pero, a medida que pasa el tiempo, se dio cuenta de que su corazón no estaba de lleno en el trabajo.

Arrepentido de haberle dicho que sí a su jefe, el carpintero no puso el esfuerzo y la dedicación que siempre ponía cuando construía una casa y la construyó con materiales de calidad inferior.

Esa era, según él, una manera muy desafortunada de terminar una excelente carrera, la cual le había dedicado la mayor parte de su vida.

Cuando el carpintero terminó su trabajo el contratista vino a inspeccionar la casa.  Al terminar la inspección le dio la llave de la casa al carpintero y le dijo:

“Esta es tu casa, mi regalo para ti y tu familia por tanto años de buen servicio”.

El carpintero sintió que el mundo se le iba, grande fue la vergüenza que sintió al recibir la llave de la casa, su casa. Si tan solo él hubiese sabido que estaba construyendo su propia casa, lo hubiese hecho todo de una manera diferente.”

Ahora vamos a la palabra de Dios:

Efesios 6:6
no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios;

 Oramos para cada día vivir para Dios, vivimos por Fe.

Solo milagros cada día.

Para finalizar vamos a: 
         
            Proverbios 28:25             
Más el que confía en el Señor prosperará.

Congregación la gracia de Dios
Nos congregamos los domingos en el salón virtual
Hora 10:20 am

https://zoom.us/j/6765994060?pwd=Y3p1eDI2aFhSYWo2WGNFOEJnUURGZz09

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *