Meditación Diaria

ADVERSIDAD

La adversidad se refiere a algo desfavorable
o difícil de sobrellevar, es un suceso o una situación
que se caracteriza y está dominada por la
desgracia en la que se encuentra una persona.

En la biblia encontramos varias historias donde
 la adversidad está presente, pero en esas
mismas historias vemos el poder de Dios.

Por ejemplo, Al salir de Egipto, Moisés se enfrentó
a una situación de vida o muerte, ya que al frente de ellos estaba el mar y tras ellos el ejército del Faraón,
en lo natural no había escapatoria;
pero moisés clamo a Dios y sucedió el milagro.

Éxodo 14:29
Y los hijos de Israel fueron por en medio del mar,
en seco, teniendo las aguas por muro a su derecha y a su izquierda.

 Otro ejemplo es la historia del Rey Saúl y Goliat, la cual encontramos en 1 Samuel 17:3-11

Y los filisteos estaban sobre un monte a un lado,
 e Israel estaba sobre otro monte al otro lado,
y el valle entre ellos.
Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat,
 y tenía de altura seis codos y un palmo.
Y traía un casco de bronce en su cabeza,
y llevaba una cota de malla;
y era el peso de la cota cinco mil siclos de bronce.
Sobre sus piernas traía grebas de bronce,
y jabalina de bronce entre sus hombros.
El asta de su lanza era como un rodillo de telar,
 y tenía el hierro de su lanza seiscientos siclos de hierro; e iba su escudero delante de él.
Y se paró y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os habéis puesto en orden
de batalla? ¿No soy yo el filisteo,
y vosotros los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga
contra mí.
Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere,
 nosotros seremos vuestros siervos;
y si yo pudiere más que él, y lo venciere,
vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis.
10 Y añadió el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel;
dadme un hombre que pelee conmigo.
11 Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.

El rey Saúl y su ejército se paralizaron ante la adversidad, nadie salía a enfrentar al Guerreo Goliat.
Pero el poder de Dios se vio en David,
sin armadura salió a enfrentar a Goliat y lo venció.

El poder de Dios fue mayor que la adversidad.

Dios hoy es el mismo, su poder no se ha debilitado,
nada lo limita, así que vamos a ver los milagros en nuestra vida, solo debemos dar el paso de fe.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *