Predicas

¿AHORA, VIVES EN EL PASADO?

DIOS

¿AHORA, VIVES EN EL PASADO?

Vamos a la palabra:

Gálatas 2:20 
20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

En este versículo la palabra “carne” hace referencia al cuerpo, es decir Pablo se identifica como espíritu que vive en un cuerpo para poder participar del mundo natural.

Pero enfatiza  “ahora” vivo  por fe.

Pero “ahora” hay un peligro de “vivir en el pasado”.

No estamos hablando de no recordar con agrado los buenos momentos o reflexionar y aprender algunas situaciones del pasado para no repetir el error.

Estamos hablando de “vivir en el pasado”, es decir, hoy el recuerdo nos atormenta generando la manifestación de los deseos engañosos por ejemplo “los celos” y ahora la persona sigue comportándose como si hoy hubiera sucedido.

Vivir “ahora, en el pasado” genera la manifestación del rencor, resentimiento, odio, celos, venganza, ira, culpa.

La palabra es por fe, es sobrenatural, oramos para que Dios alumbre nuestro entendimiento, leamos:

1 Corintios 13: 5 el amor no guarda rencor;

 El amor de Dios fue derramado en nuestros corazones, la relación con Dios diaria renueva nuestra manera de pensar transformándonos a su misma imagen y se manifiesta el fruto del Espíritu, el  amor.

También puede suceder que idealizamos el pasado pensando que era mejor, sin embargo, la escritura esta para nuestra enseñanza:   

José trajo su familia a Egipto dándole las mejores tierras y tenían buen trato, pero al morir José y pasar los años esto cambio:

Éxodo 1:11-16  
11 Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ramesés.
12 Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel.
13 Y los egipcios hicieron servir a los hijos de Israel con dureza,
14 y amargaron su vida con dura servidumbre, en hacer barro y ladrillo, y en toda labor del campo y en todo su servicio, al cual los obligaban con rigor.
15 Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo:
16 Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva.

La situación era tan difícil que el pueblo clamo a Dios por su liberación, Dios llama a Moisés para que los lleve a la tierra prometida por medio de milagros y el poder de Dios, veamos:

1. Vieron como Dios envió las plagas contra el Faraón y su pueblo (Éxo. 6)

2. Dios hizo que al salir el pueblo de Israel los Egipcios le entregaran riquezas, dice “despojaron a los egipcios” de muchas riquezas (Éxo. 12:33-36)

3. Tuvieron la alegría de presenciar el fin del faraón y sus soldados en el mar rojo (Éxo. 14:30-31)

4. Dios les da Mana alimento cada día

Lo increíble es que al pasar los días en el desierto aparece el engaño de vivir en el pasado, y se empieza a apreciar la maledicencia, la queja, el abatimiento, vamos a:

Números 11:5 -10 
Nos acordamos del pescado que comíamos en Egipto de balde, de los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos;
y ahora nuestra alma se seca; pues nada sino este maná ven nuestros ojos.
Y era el maná como semilla de culantro, y su color como color de bedelio.
El pueblo se esparcía y lo recogía, y lo molía en molinos o lo majaba en morteros, y lo cocía en caldera o hacía de él tortas; su sabor era como sabor de aceite nuevo.
Y cuando descendía el rocío sobre el campamento de noche, el maná descendía sobre él.
10 Y oyó Moisés al pueblo, que lloraba por sus familias, cada uno a la puerta de su tienda; y la ira de Jehová se encendió en gran manera; también le pareció mal a Moisés.

La pregunta era, ¿comían de balde?

Definición de balde: gratis lo daban sin nada a cambio 

 El pueblo de Israel idealizo su pasado a tal punto de querer regresar a ser esclavos.

Es importante que mantengamos una perspectiva realista del pasado.

Vivir en el pasado no nos permite ver y menos disfrutar del presente.

Debemos hacer un alto  y preguntarnos:

¿En qué área de la vida estoy viviendo en el pasado?

Jesús dijo:

Lucas 9:62 
 Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

Para disfrutar del reino que es ahora, la vida es ahora, hay un principio “no puede mirar atrás” significa vivir en el pasado  no puede disfrutar del reino, porque el reino de Dios es “ahora”

 Colosenses 1: 12 
con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

 Ahora vivo por fe, aplico la palabra, es decir, soy hacedor Por fe y no miro atrás ya que llegue apto para participar del reino.

Ahora nuestro fundamento es la palabra leamos:

 Lucas 10:21
21 En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

La ciencia ha identificado que los tres primero años el niño no tiene recuerdos. Psicólogos de la Universidad de Emory (Atlanta, EE.UU.) han documentado ahora que los siete años es cuando estos primeros recuerdos tienden a desvanecerse en el olvido, un fenómeno conocido como “amnesia infantil”.

El reino es de los niños, una cualidad del niño es que no recuerda.

Leamos:

2 Corintios 5:17 
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

En el pasado fracase, me fue mal en el negocio o el empleo, es pasado, ahora vuelve a intentar.

El pasado no condiciona el presente, ni el futuro, la palabra dice el que está en Cristo nueva criatura es las cosas viejas pasaron todas son echas nuevas.

La palabra alumbra e entendimiento “somos nuevas criaturas”, lo viejo paso y ahora vivimos por fe manifestando el fruto del Espíritu por el poder de Dios, siendo libres ya no cargamos con el peso del pasado.

Tampoco debemos caer en el erro de:

Eclesiastés 7:10
   Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría.

La vida es ahora, por ejemplo dice ¿cuál es su mejor edad? y los pensamientos van automáticamente al pasado. la mejor edad es la que tienes ahora, leamos:

Lucas 8:15 
Más la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.

Somos buena tierra la palabra da su fruto en cada uno de nosotros, pero debemos perseverar en la palabra.

El reino es ahora, vivimos por fe.

Congregación la gracia de Dios
www.evangeliodelagracia.com

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *