Meditación Diaria

AMAR A DIOS

SUSTENTADO

Marcos 12:30
30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Nosotros debemos trabajar todos los días en nuestra relación con Dios, para fortalecernos cada día más en su amor.  

Primero vamos a ver que la biblia dice que el amor de Dios hacia nosotros es inalterable.

En Romanos 8:37-39 dice

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Pero entonces nos surge una duda,

 ¿Dios nos deja de amar Cuándo manifestamos en nuestro comportamiento las obras de la carne?

Debemos tener claro que no es así, Dios nunca nos deja de amar, de hecho, su amor se manifiesta a través de la disciplina, En Hebreos 12:5-6 encontramos la respuesta; y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:

    Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él;
Porque el Señor al que ama, disciplina,

Oramos para que nosotros amemos a Dios de la misma forma “con amor inalterable”.

Por ejemplo, Job amo a Dios así; En el libro de Job capítulo 1 por soberanía de Dios, el profeta pierde hijos, propiedades, rebaños y dijo:
Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.
 En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. “

Al avanzar en la historia Job padece una enfermedad y exclamo en

Job 2:10
… ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.


El amor de Job hacia Dios era inalterable y oramos para que en nosotros también sea así. 
Marcos 12:30

30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Solo milagros cada día por el poder de Dios.

Para finalizar Recordemos

                   Proverbios 28:25                    
Más el que confía en el Señor prosperará


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *