Meditación Diaria

AVARICIA

DÍA DIOS

Hebreos 13:5
5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora;  porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;6 de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador

La avaricia es el afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas para atesorarlas.

Los seres avaros pretenden acumular todo tipo de bienes materiales, pero no están dispuestos a gastarlas o compartirlas.

Vamos a la palabra:

Lucas 12:15
  Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

 y Jesús continuo con una parábola:

Lucas 12:16-21
También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre  rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos?
Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos  años; repósate, come, bebe, regocíjate.

Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto,¿de quién será? Así es el que
hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.

La avaricia no permite que se disfrute de la provisión que da Dios, ya que genera miedo e incertidumbre al futuro, las personas se empiezan a cuestionar
 ¿mañana si habrá?

Y empiezan a acumular buscando generar una falsa seguridad, donde se busca estar preparado para los posibles problemas futuros.  

En hebreos 13:5 dice
“sean vuestras costumbres sin avaricia” 

Cuando caemos en el engaño, la avaricia se convierte en nuestro ídolo, y caemos en idolatría, así como dice Colosenses 3:5
5 …y avaricia, que es idolatría;

 La avaricia hace que nuestra confianza, seguridad y tranquilidad no sea la palabra de Dios, es decir, dejamos de vivir por fe; nuestra confianza pasa a estar en los bienes y empezamos a vivir por vista. 

El rey Salomón dijo:

Salmos 119:36
Inclina mi corazón a tus testimonios,Y no a la avaricia.

Debemos ahorrar, invertir, y ser sabios en la administración de los recursos que nos da Dios, pero debemos orar, para no confundir la avaricia con una administración sabia. Nuestra confianza siempre debe de estar en la palabra, leamos ;

SALMOS 37:19
En tiempos difíciles serán prosperados;
en épocas de hambre tendrán abundancia.

 En todo tiempo Dios nos cuidara, guiará, proveerá, protegerá, en la biblia en

Hebreos 13:5 dice
 porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré
;6 de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; 
Nuestra confianza esta en el Dios vivo, por esto la palabra dice:

1 Timoteo 6:17
A los que tienen riquezas de esta vida, mándales que no sean orgullosos ni pongan
su esperanza en sus riquezas, porque las riquezas no son seguras. 
Antes bien, que pongan su esperanza en Dios, el cual nos da todas las cosas con abundancia para que las disfrutemos.

¡Estamos en el mundo pero no somos del mundo!

¡Solo milagros cada día!

Para finalizar Recordemos

Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *