Meditación Diaria

¿DIOS MIENTE?

DIOS

Conocer a Dios sobre esta tierra es el mayor privilegio, ya que sabemos que su palabra es verdad y por esto estamos tranquilos.

Vamos a leer la historia del rey Sedequías,
la cual está para nuestra enseñanza:

Jeremías 38:14-16
14 Después envió el rey Sedequías,
e hizo traer al profeta Jeremías a su presencia,
en la tercera entrada de la casa de Jehová.
Y dijo el rey a Jeremías:
Te haré una pregunta;
 no me encubras ninguna cosa.
15 Y Jeremías dijo a Sedequías:
Si te lo declarare, ¿no es verdad que me matarás?
y si te diere consejo, no me escucharás.
16 Y juró el rey Sedequías en secreto a Jeremías, diciendo: Vive Jehová que nos hizo esta alma,
que no te mataré, ni te entregaré en mano de estos varones que buscan tu vida.

El rey busca al profeta con el fin de saber que debía hacer; en la actualidad, es igual, la palabra de Dios
es nuestra guía.

Regresemos a la historia:

Jeremías 38:17-23
17 Entonces dijo Jeremías a Sedequías:
 Así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos,
 Dios de Israel: Si te entregas en seguida a los príncipes del rey de Babilonia, tu alma vivirá,
y esta ciudad no será puesta a fuego,
 y vivirás tú y tu casa.

18 Pero si no te entregas a los príncipes del rey
 de Babilonia, esta ciudad será entregada en
mano de los caldeos, y la pondrán a fuego,
 y tú no escaparás de sus manos.

19 Y dijo el rey Sedequías a Jeremías:
Tengo temor de los judíos que se han pasado
a los caldeos, no sea que me entreguen
en sus manos y me escarnezcan.
20 Y dijo Jeremías: No te entregarán.
Oye ahora la voz de Jehová que yo te hablo,
y te irá bien y vivirás.
21 Pero si no quieres entregarte,
esta es la palabra que me ha mostrado Jehová:
22 He aquí que todas las mujeres que han
 quedado en casa del rey de Judá serán sacadas
a los príncipes del rey de Babilonia;
y ellas mismas dirán:
Te han engañado, y han prevalecido contra ti tus amigos; hundieron en el cieno tus pies,
se volvieron atrás.
23 Sacarán, pues, todas tus mujeres y tus hijos
 a los caldeos, y tú no escaparás de sus manos,
sino que por mano del rey de Babilonia serás apresado, y a esta ciudad quemará a fuego.

El profeta le dijo al rey lo que debía hacer para conseguir la victoria, sin embargo, el rey decidió no obedecer lo que Dios dijo, continuemos en Jeremías 39:4-9

Y viéndolos Sedequías rey de Judá
y todos los hombres de guerra,
huyeron y salieron de noche de la ciudad
 por el camino del huerto del rey,
por la puerta entre los dos muros;
y salió el rey por el camino del Arabá.
Pero el ejército de los caldeos los siguió,
y alcanzaron a Sedequías en los llanos de Jericó;
y le tomaron, y le hicieron subir a Ribla en tierra de Hamat, donde estaba Nabucodonosor
rey de Babilonia, y le sentenció.
Y degolló el rey de Babilonia a los hijos de Sedequías en presencia de éste en Ribla, haciendo asimismo degollar el rey de Babilonia a todos los nobles de Judá.
Y sacó los ojos del rey Sedequías,
 y le aprisionó con grillos para llevarle a Babilonia.
Y los caldeos pusieron a fuego la casa del rey y las casas del pueblo, y derribaron los muros de Jerusalén.
Y al resto del pueblo que había quedado en la ciudad, y a los que se habían adherido a él,
con todo el resto del pueblo que había quedado, Nabuzaradán capitán de la guardia
los transportó a Babilonia.

Esta historia está para nuestra enseñanza.

La palabra guía nuestra vida, es por fe, va más allá de lo que nosotros podemos ver, por eso debemos orar todos los días para ser hacedores.

Dios no miente.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.


Compartir

2 comentarios en “¿DIOS MIENTE?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *