Meditación Diaria

DIRECCIÓN SABIA

DIOS

En la vida acudimos por orientación o asesoría en temas que desconocemos; puede ser del trabajo, negocios, manejo del dinero o al comprar algún bien, pero es muy importante de quien se recibe.

En la biblia encontramos dos historias sobre la dirección, vamos a

Éxodo 18:14-24
14 El suegro de Moisés vio todo lo que Moisés estaba haciendo por el pueblo y le preguntó:
—¿Qué es lo que estás haciendo con este pueblo? ¿Por qué eres el único juez? ¿Y por qué siempre viene a ti todo el pueblo para que se haga justicia?

15 
Moisés le respondió a su suegro:
—Porque el pueblo viene a buscarme para consultar a Dios. 
16 Cuando tienen algún problema entre ellos, vienen y yo decido quién tiene la razón. Yo doy a conocer las leyes y normas de Dios.


17 
Pero el suegro de Moisés le dijo:
—Lo que estás haciendo no está bien. 

18 
Tú y el pueblo que está contigo se van a cansar. Este trabajo es muy difícil para ti, no puedes hacerlo solo. 

19 
Ahora escúchame, te voy a dar un consejo para que Dios esté contigo. Tú serás el representante de Dios ante el pueblo y llevarás los problemas de ellos ante él. 

20 
Enséñales las leyes y las normas y hazles saber de qué manera deben vivir y qué deben hacer.
 

21 
Pero elige hombres buenos, dignos de confianza, que respeten a Dios, que no se dejen sobornar y haz que ellos manden sobre el pueblo. Coloca a unos de ellos a cargo de 1000 personas, a otros a cargo de 100, a otros a cargo de 50, e incluso otros a cargo de diez. 

22 
Ellos estarán encargados de juzgar al pueblo en todo momento. Los casos más graves te los llevarán a ti, pero los casos menores los juzgarán ellos. Facilítate las cosas, encargándoles parte del trabajo. 

23 
Si haces todo esto y lo ordena Dios, vas a poder sobrellevar tu trabajo y todo el pueblo se irá en paz a sus hogares.

24 
Moisés siguió el consejo de su suegro e hizo todo lo que él le dijo.

Jetro le dio una buena dirección a Moisés, adicional a esto, Moisés como gobernante, procedió sabiamente al aceptar y poner en práctica.

Ahora veamos el caso del rey Roboam, el pueblo vino a él y le pidieron que disminuyera la dura carga que tenían y le servirían.

Vamos a ver que hizo Roboam en:

1 Reyes 12:6-11
6 Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo?
Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre.
Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él.
Y les dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me ha hablado diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros?
10 
Entonces los jóvenes que se habían criado con él le respondieron diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo, mas tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos es más grueso que los lomos de mi padre.
11 Ahora, pues, mi padre os cargó de pesado yugo, mas yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones.

Roboam escucho, e hizo lo siguiente:

13 Y el rey respondió al pueblo duramente, dejando el consejo que los ancianos le habían dado;

Roboam no acepto la dirección sabia.

En Proverbios 11:14 dice que, si no hay dirección sabia, caerá.

Debemos orar para saber a quién le pedimos dirección para no caer en dificultades.

Para finalizar Recordemos:

Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *