Meditación Diaria

EL CUIDADO DE DIOS

DIOS

SALMO 138:3
Dios mío, cuando te pedí ayuda, tú me respondiste; le disté fortaleza a mi alma y renovaste mis fuerzas.

Dios siempre responde nuestras oraciones, Él tiene cuidado de cada uno de nosotros desde el vientre hasta las canas.

El rey David exclama en este salmo que Dios respondió sus oraciones, lo fortaleció y le renovó las fuerzas, así que no desmayemos e intimemos con el Dios vivo
( filipenses 4:6-7 )

Dios no ha cambiado es el mismo, nos fortalece con su gozo y paz.
Pero es fundamental no desmayar en la oración, ya que es una necesidad.

Al continuar la lectura del salmo 138 llegamos al versículo 8 y dice:
8 Señor, tú cumplirás lo que has prometido hacer para mí. Señor, tu fiel amor es para siempre; por eso sé que no abandonarás a quienes tú mismo creaste.

Dios nos fortalece y está haciendo en cada uno de nosotros renovando nuestra manera de pensar.

Espera el milagro, las circunstancias que vivimos en el día – día no son más grandes que Dios.

Para Dios no hay nada imposible, ni difícil.

Para finalizar Recordemos:
Proverbios 28:25
 Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *