Meditación Diaria

EL REPOSO

DIOS

Al escuchar la palabra reposo inmediatamente la asociamos con el descanso físico, sin embargo,
hoy hablaremos de la promesa que Dios le hizo a su pueblo, es decir, cada uno de nosotros.

 Hebreos 4:1
Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.

 

Y al avanzar en la lectura de Hebreos 4:9 
Dice  Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios.

 

La promesa de este reposo,
se produce en nuestra alma al vivir por fe,
tomando decisiones teniendo en cuenta
 la palabra de Dios.

 

Vamos a Salmos 62:1
 En Dios solamente está acallada mi alma;
 De él viene mi salvación.

 

Ser hacedores de la palabra de Dios genera reposo a nuestra alma, Dios nos llamó para disfrutar de este reposo en medio de las diferentes actividades y situaciones que se presenten, debemos permanecer firmes en medio de las circunstancias como lo dice en

Hebreos 10:23
23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

 

Oramos para no caer en incredulidad por causa de lo que se ve o por los deseos engañosos, sino todo lo contrario avanzar por fe, firmes en la palabra de Dios.

 

Para finalizar recordemos lo que dice en

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os seran añadidas.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *