Meditación DiariaSin categorizar

ENDURECER EL CORAZON

DIOS

Cuando hablamos sobre el corazón, hacemos referencia a la voluntad, los pensamientos.

Un ejemplo de corazón endurecido es el Faraón, quien al escuchar el mensaje de Dios por medio de Moisés de dejar salir al pueblo respondió:

Éxodo 5:2
 Y Faraón respondió: ¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel.

El Faraón no obedeció a Dios, se inician las plagas sobre Egipto y en la plaga de ranas el Faraón le pide a Moisés lo siguiente:

Éxodo 8:8-15
Entonces Faraón llamó a Moisés y a Aarón, y les dijo: Orad a Jehová para que quite las ranas de mí y de mi pueblo, y dejaré ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehová.
Y dijo Moisés a Faraón: Dígnate indicarme cuándo debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el río.
10 Y él dijo: Mañana. Y Moisés respondió: Se hará conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Jehová nuestro Dios.
11 Y las ranas se irán de ti, y de tus casas, de tus siervos y de tu pueblo, y solamente quedarán en el río.
12 Entonces salieron Moisés y Aarón de la presencia de Faraón. Y clamó Moisés a Jehová tocante a las ranas que había mandado a Faraón.
13 E hizo Jehová conforme a la palabra de Moisés, y murieron las ranas de las casas, de los cortijos y de los campos.
14 Y las juntaron en montones, y apestaba la tierra.
15 Pero viendo Faraón que le habían dado reposo, endureció su corazón.

Una de las manifestaciones de un corazón endurecido es no obedecer la palabra de Dios.

Estamos en el primer mes del año oramos a Dios para que cada día alumbre nuestro entendimiento para ser humildes y reconocer que necesitamos de la palabra de Dios.

En Hebreos la palabra nos exhorta a no endurecer nuestro corazón, vamos a:

Hebreos 3:15
15 entre tanto que se dice:
   Si oyereis hoy su voz,
  No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.

Debemos estar alertas, ya que podemos caer en un corazón endurecido y pensar que podemos vivir bien sin la relación con Dios.

 Pero, ¿que nos endurece el corazón?

 La respuesta está en:

Hebreos 3:13
13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

Los deseos engañosos nublan el entendimiento y hace que endurezcamos el corazón para no obedecer la palabra de Dios, viviendo en el engaño de las obras de la carne que son:

Gálatas 5:19-21
19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas;

Oramos para ser humildes y reconocer que necesitamos a Dios cada día.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *