Meditación DiariaSin categorizar

ENFOQUE

ENFOQUE

Vamos a una historia para que nos sirva de ilustración:

En un recóndito bosque, hace ya algún tiempo, una liebre y una tortuga se retaron a una carrera para ver quién de las dos era la más rápida.

El evento se iba a realizar el domingo al medio dí­a y congregó a todos los animales del Condado que se reunieron para ver tal evento.

Rápidamente la liebre salió en cabeza y en poco tiempo alcanzó una gran ventaja sobre su lenta perseguidora.

Sin embargo, quizá al verse con la victoria en el bolsillo o por cualquier otro motivo, dejó de enfocar su atención y esfuerzo en alcanzar su objetivo, y se dejó distraer por otros muchos aspectos que habí­a alrededor suyo, de hecho divisó un fantástico árbol, de forma que fue a sentarse a descansar a su sombra y cayó dormido.

Cuando despertó la tortuga estaba a punto de cruzar la meta y pese al esfuerzo de la liebre que trató en vano de retomar la cabeza  acabó la tortuga ganando la carrera.

Vamos a la palabra:

Hebreos 12:1-2
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Ayer compartimos sobre las metas del año, y para poder lograrlo debemos mantener el “enfoque”

 Se conoce con el término de enfoque a la manera a través de la cual un individuo, grupo, empresa, entre otros, considerarán un determinado punto en cuestión, asunto o problema, es decir, sería algo así como el plan que desplegarán y cómo lo llevarán a cabo para lograr que ese asunto que requiere resolución llegue a buen puerto, a tener un final feliz.

En la historia de la liebre y la tortuga, lo que marcó la diferencia fue el “enfoque”, la tortuga nunca paro de avanzar mientras que la liebre se distrajo.

Ya deberíamos de tener las metas de este año planteadas y si aún no las tienes claras ora a Dios para pedir dirección.

La palabra nos dice que nuestra prioridad debe ser nuestra relación personal con Dios (orar, leer la palabra, congregarse, y el estudio bíblico), ya que de esta manera nuestro enfoque será el correcto y evitaríamos las distracciones. Vamos a:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

La prioridad debe ser nuestra relación con Dios, de esta manera nuestra mente va estar alumbrada por la palabra apartándonos del mal y del engaño.

En el día – día hay muchas distracciones que nos hacen perder el enfoque de nuestra relación con Dios, tales como las diferentes actividades y compromisos adquiridos.

Pablo en la palabra nos muestra como siempre tuvo el enfoque en la palabra, vamos a:

Filipenses 3:12-14
No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Cada día es una oportunidad para avanzar hacia la meta de reinar en vida.

Oramos para permanecer con nuestros ojos puestos en la palabra de Dios y una mente clara enfocada en las metas.

Y recuerda este versículo para finalizar:

Proverbios 28:25 Mas el que confía en el Señor prosperará.

Congregación la gracia de Dios
Nos congregamos en familia para escuchar la palabra
 Hora   10:00 am     
Carrera 9 # 3-73 Neiva

Hebreos 13:6
Podemos decir confiadamente Dios es mi ayudador

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *