Meditación Diaria

ES UN PLACER

DIOS

Cuéntese que recorriendo los caminos del país de Gales iba un ateo, el señor Ricardo; iba a pie y al caer la tarde sintiéndose cansado y sediento. Se detuvo a la puerta de una choza donde una niña estaba sentada leyendo un libro.

Le pidió el viajero agua; la niña le contestó que si gustaba pasar su madre le daría también un vaso de leche.

 Entró el señor Ricardo en aquel humilde hogar donde descansó un rato y satisfizo su sed. Al salir vio que la niña había reasumido la lectura, y le preguntó:

— ¿Estás preparando tu tarea pequeña?
— No señor — contestó la niña—, estoy leyendo la Biblia. 
— Bueno ¿te impusieron de tarea que leyeras unos capítulos?
— Señor, para mí no es tarea leer la Biblia, es un placer.

Esta breve plática tuvo tal efecto en el ánimo del señor Ricardo, que se propuso leer él también la Biblia, convirtiéndose en uno de los más ardientes defensores de las sublimes verdades que ella enseña.

Es un placer, pero primero veamos la definición de placer; es un concepto que refiere al deleite o regocije que se experimenta al hacer o lograr alguna cosa que provoca agrado.

Salmos 119:103
!Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.

 Oramos para que Dios alumbre nuestro entendimiento para no tener en poco su palabra, sino que nos deléitenos en ella.

El rey David exclamo en Salmos 37:4-5
Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

La palabra es el fundamento sobre el cual debemos edificar nuestra vida, es el camino seguro para estar siempre en victoria.

Leer la palabra no debe ser una carga, ni una obligación. Oramos para que logremos entender el privilegio de leer la palabra y aun mas de que Dios alumbre nuestro entendimiento.

 Para finalizar Recordemos:
Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *