Meditación Diaria

ESFUERZATE Y SE VALIENTE

CONFIANZA

En el trascurso de la vida aparece la adversidad
o en la consecución de las metas propuestas
 aparece la dificultad, por lo que debemos
 esforzarnos y ser valientes para avanzar.

La palabra dice en:

2 Timoteo 1:7
7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Las buenas nuevas son que,
por la presencia de Dios en nosotros
disfrutamos de su poder.

La escritura esta para nuestra enseñanza,
Dios le dijo a Josué el objetivo de su llamado en:

Josué 1:6
6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a
este pueblo por heredad la tierra de la cual juré
 a sus padres que la daría a ellos.

De la misma manera Dios también nos llama
 hoy para alcanzar una nueva meta, vamos a:

Efesios 4:13
hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto,
a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Josué sabía que en su capacidad y fuerza le era imposible lograr cumplir el objetivo trazado por Dios,
 y nosotros debemos tenerlo claro también,
en nuestra capacidad y esfuerzo nos es
imposible llegar a la meta del varón perfecto.

Necesitamos al Dios vivo,
por esta razón Dios le dijo a Josué:

Josué 1:5
 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo;
 no te dejaré, ni te desampararé.

Moisés logro sacar al pueblo de la esclavitud
por Dios estaba con él y ahora no es diferente,
es decir, Dios está en cada uno de nosotros vamos:

Hebreos 13:5-6
porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
 de manera que podemos decir confiadamente:
 El Señor es mi ayudador; no temeré
Lo que me pueda hacer el hombre.

En el versículo 7 del capítulo 1 Dios le especifica a Josué en que debe esforzarse y ser valiente:

7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente,
para cuidar de hacer conforme a toda la ley
que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes
de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Josué necesitaba esforzarse y ser valiente
para obedecer a Dios.

Igual hoy nosotros debemos esforzarnos y ser muy valientes para ser hacedores de la palabra vamos a:

Santiago 1:25
Mas el que mira atentamente en la perfecta ley,
la de la libertad, y persevera en ella,
no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

Dios no nos dio espíritu de cobardía, oramos para avanzar por fe siendo hacedores de la palabra para llegar a la meta del varón perfecto
y ser bienaventurados en todo lo que hacemos.

Vivimos por fe, no por vista.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *