Meditación Diaria

EXCUSAS

Vamos a esta anécdota humorística acerca
de algunos soldados que estaban de licencia
por un fin de semana para ilustrar la meditación.

El oficial estaba muy enojado cuando
nueve soldados no se presentaron el lunes.
Solo allá por las 19:00 horas llegó el primer soldado cansado y fatigado. “Lo siento, mi coronel”,
explicó el soldado, “pero estuve entretenido
con mi novia y perdí la noción del tiempo
y como resultado perdí el último autobús para
 regresar al cuartel. Ya que estaba decidido
 regresar en tiempo, tomé un taxi.
A medio camino se descompuso el carro.
Fui a un rancho que estaba cerca y
persuadí al dueño a que me vendiera un caballo.
Venía cabalgando rumbo al cuartel cuando
el caballo cayó muerto. Así que tuve que venir
 a pie los últimos diez kilómetros”.

 Aunque un poco desconfiado, asimismo el coronel permite que el soldado entre en el cuartel.
 Sin embargo, después de él, siete otros soldados
llegan retrasados y le dan la misma excusa:
 la novia, la pérdida del autobús, el taxi que se rompe,
 la compra de un caballo, etc.
Al llegar el noveno soldado, el coronel le grita: “¿Entonces, y a ti, que te pasó?” “Mi Coronel,”
explica el soldado, “estuve entretenido con mi novia y perdí el autobús, entonces llamé un taxi y.…” 
 “Un momento”, le grita el coronel,
 “no me digas que el taxi se descompuso”.
“No señor, mi Coronel”, contesta el soldado,
“el taxi no se descompuso. ¡Lo que pasó fue
 que había tantos caballos muertos en la carretera,
que no podíamos pasar!”

Las excusas son razones o argumentos que se dan
 para justificar una cosa, en especial una falla,
un error, una falta o para demostrar que alguien
no es culpable o responsable de algo.

En el tercer capítulo del primer libro
de la biblia encontramos excusas, vamos a:

Génesis 3:9-13
Mas Jehová Dios llamó al hombre,
y le dijo: ¿Dónde estás tú?
10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que
yo te mandé no comieses?
12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.
13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer:
¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer:
La serpiente me engañó, y comí.

En el versículo 12 Adán le dice a Dios que Él tiene
la culpa por darle a la mujer y la mujer se
excusó en la serpiente.

Empecemos a cuestionarnos si continuamente nos estamos excusando en nuestro día a día,
ya que esta puede ser la causante de que no
logremos cumplir todos nuestros objetivos.

Recordemos que Dios es nuestro ayudador y Él
no nos deja avergonzar,
solo debemos dar el paso de fe. 

Para finalizar recordemos lo que dice en

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

2 comentarios en “EXCUSAS

  1. Excelente !!! Las excusas no nos permiten avanzar !!!! Ponemos las circunstancias en los demás y no aceptamos nuestras culpas !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *