Meditación Diaria

LA FUENTE

LA FUENTE

Filipenses 2:16 
16 Mantened con firmeza la palabra que es fuente de vida;

 Fuente: es aquello que es origen de otra cosa, su causa, o de donde surge. 

Así, como un manantial es una fuente de agua.

Jesús dijo:

Juan 10:10 
10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

El mundo estaba en tinieblas y Cristo es la Luz del mundo.

Cuando la mente es engañada por la carne aparece el odio, el resentimiento, la envidia, los celos, la ira, el amor al dinero, la duda, las obras de la carne y esto no nos permite disfrutar de una vida plena.

Por esto debemos estar firmes en la palabra, ya que es fuente de vida y  el origen para vivir desde el Espíritu.

Jesús le dijo a la samaritana: 

 Juan 7:13-14 
13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;
14 más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás ; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

 Jesús también dijo:

 Juan 7:37 – 39
37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva
39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

 No vivimos por vista sino por fe, debemos permanecer firmes en su palabra, ya que genera vida en abundancia, y nos permite vivir libres.

Manifestando el fruto del Espíritu: amor, paz, gozo, fe, mansedumbre.

La presencia de Dios  vive en cada uno de nosotros, la cual nos genera vida, por esto debemos:

 Gálatas 5 :25 
25 Ya que el Espíritu nos da vida, vivamos desde el Espíritu.

  Solo milagros cada día, 

Invita a familia y amigos a congregarse cada domingo
Hora 10:00 am
Sede Cra 9 # 3-73 Neiva

Para finalizar recuerda:

Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *