Meditación Diaria

LA LUZ (I PARTE)

DIOS

En la biblia encontramos los términos luz y tinieblas, como símbolos para ver lo espiritual.

En lo natural las tinieblas no nos permiten ver, es sinónimo de oscuridad, por ejemplo, al ingresar a una casa en la noche si no hay energía o una fuente de luz, podemos lastimarnos o destruir cosas, pero al encender una luz, podremos ver, evitando todo el caos.

Antes que Cristo viniera a tomar cuerpo, el mundo estaba en tinieblas, vamos a:

Juan 1:6-9
Hubo un hombre enviado de Dios,
 el cual se llamaba Juan.
Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.
No era él la luz,
sino para que diese testimonio de la luz.
Aquella luz verdadera,
que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Juan el bautista identificaba a Cristo como la luz, pero hacia énfasis diciendo “la luz verdadera”.

Ahora vamos a ver que dice el ángel cuando se presenta a los pastores.

Lucas 2:10-12
10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:
11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.
12 Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.

Es decir, Cristo se despojo de su gloria; se hizo semejante a nosotros y se llamó Jesús.

Por esto Jesús dijo:

Juan 8:12
Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Jesús dice “Yo soy la luz del mundo”, es Cristo el Señor que está en el cuerpo de Jesús,

Y Juan el Bautista predico que La luz venia al mundo, es decir, Cristo el Señor.

También dice en:

1 Juan 1:5
Este es el mensaje que hemos oído de él,
y os anunciamos:
Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

El resultado de que llegara la Luz, que es Dios a un mundo que estaba en tinieblas fue escrito en;

Juan 1:5
La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. 

El versículo dice “no prevalecieron”, es decir, las tinieblas no sobresalieron, ni se impusieron, porque la luz prevalece.

Dios es identificado con la luz y Satanás con las tinieblas

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *