Meditación Diaria

LA ORACIÓN

La oración es por fe, leamos en;

Hebreos 11:6
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay,
y que es galardonador de los que le buscan.

Aunque no vemos a Dios, estamos convencidos de que
 Él nos escucha y responde nuestras oraciones,
 ahora vamos a 

1 Juan 5:14-15
14 Y esta es la confianza que tenemos en él,
que si pedimos alguna cosa
conforme a su voluntad, él nos oye.
15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera
cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Jesús también hizo énfasis en la fe en Mateo 21:22

22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Y en Santiago 1:6 dice:
Pero pida con fe, no dudando nada;
porque el que
duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento
y echada de una parte a otra.

Pedir con fe significa que nuestra petición tiene
como fundamento la palabra, por lo que no
debemos mirar la situación o nuestra capacidad
ya que puede aparecer la duda, debemos estar
seguros del poder de Dios, saber que su palabra
se cumple y no hay nada que la limite.

Jeremías 32:27
He aquí que yo soy el Señor, Dios de toda carne;
 ¿habrá algo que sea difícil para mí?

Al orar no debemos olvidar que en Lucas 1:37 dice que nada hay imposible para Dios,

Así que debemos dar gracias porque tenemos
el privilegio de hablar con Dios,
el creador de todo lo que vemos:

Hebreos 11:3
Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, 
de modo que lo que se ve fue hecho
 de lo que no se veía.

Dios escucha nuestras oraciones, así que tenemos la certeza que la respuesta viene en camino.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *