Meditación Diaria

LA TOMA DE DECISIONES

DIOS

La toma de decisiones es uno de los procesos más difíciles a los que se enfrenta el ser humano. 

Pero hoy no vamos hablar de las decisiones en las que se necesita un conocimiento natural, por ejemplo,
el conocimiento que necesita un ingeniero en una
 obra o un médico en medio de una operación.

Vamos a hablar de las decisiones que tomamos
 en el día a día que necesitan una madurez
 o estabilidad emocional.

Dios nos llamo para ser guiados por su palabra,
por lo que ahora la debemos tener en cuenta
cuando vayamos a tomar decisiones.
Esto lo dice en Salmos 25:12-15

12  ¿Quién es el hombre que teme a Jehová?
El le enseñará el camino que ha de escoger.
13 Gozará él de bienestar,

La palabra no es teoría, ni algo pasado de moda
ni un cuento que no funciona, todo lo contrario,
nos muestra el camino que debemos
escoger para gozar de bienestar.

Por esta razón debemos leer la palabra y pedir a Dios que alumbre nuestro entendimiento para ser hacedores, es decir, en el proceso de toma de decisiones
siempre va estar la palabra guiándonos
y así no caeremos en lo que dice

Proverbios 3:7
No seas sabio en tu propia opinión;

También dice en el libro del profeta Jeremías

El corazón es engañoso y perverso,
más que todas las cosas

Debemos ser hacedores de la palabra de Dios
en nuestra toma de decisiones y vivir conforme a su palabra, aunque suene descabellado para el mundo.

Vamos a la historia de Mauricio, los padres
 de Mauricio nunca estuvieron pendientes de él,
lo “normal” sería que Mauricio no estuviera
pendiente de sus papás, diciendo
 “que no les debe nada,
por como ellos lo habían tratado”.

Sin embargo, Mauricio se congrega,
y por esto la relación con sus padres es conforme
a la palabra de Dios, por eso él honra a
 su padre y a su madre como lo dice efesios 6:2.

Como este ejemplo en cada área de la vida,
oramos para que la palabra de Dios nos guie cada día, para no tomar decisiones desde los deseos engañosos, por ejemplo, los celos, la ira, el odio, la vanidad,
la avaricia, la codicia, el rencor, la envidia, etc.

Para finalizar recordemos lo que dice en

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *