Meditación Diaria

LUZ A NUESTRO CAMINO

DIOS

LUZ A NUESTRO CAMINO

Un hombre oyó una noche que alguien andaba por su casa. Se levantó y, para tener luz, intentó sacar chispas del pedernal para encender su mechero. 

Pero el ladrón causante del ruido, vino a colocarse ante él y, 
cada vez que una chispa tocaba la mecha, la apagaba discretamente con el dedo. 

Y el hombre, creyendo que la mecha estaba mojada, no logró 
ver al ladrón.

Algo parecido sucede en tu entendimiento, el engaño lo 
nubla.

Vamos a:
2 SAMUEL 22:29
Tú eres mi lámpara, oh Señor;
Mi Dios alumbrará mis tinieblas.

El entendimiento esta en tinieblas por las obras de la carne, por e
jemplo la envidia, los celos, la contienda, la ira, la idolatría, etc.

La palabra funciona en nuestra mente como una lámpara, para 
alumbrar el entendimiento.

En los salmos encontramos:

 Salmos 18:28
Tú encenderás mi lámpara;
El Señor mi Dios alumbrará mis tinieblas.

Cristo el Señor es quien enciende la lámpara, es decir, es quien revela su palabra, para alúmbranos el entendimiento.

Por esto Pablo dice en efesios que debemos orar para que Dios 
alumbre, “encienda la lámpara “, leamos en:

Efesios 1:18
18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,

Jesús nos alerta a no descuidarnos y caer en el engaño de pensar que estamos obrando por la palabra. Sin embargo, a veces estamos tan nublados que no nos damos cuenta del error.
Lucas 11:35 
Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas.

Dios nos llamo para alumbrar el entendimiento para vivir libres, una vida apartados del mal por el poder de Dios, una vida sobrenatural.

Vives por fe, no por vista.
Para finalizar Recordemos:

 
Proverbios 28:25 
Más el que confía en el Señor prosperará

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *