Meditación Diaria

NEGLIGENTE – DISIPADOR

DIOS

Proverbio 18:9
También el que es negligente en su trabajo
Es hermano del hombre disipador.

Este versículo es aplicable a las empresas,
ya que es una de las razones por las que las
 empresas desaparecen o no crecen.

Primero vamos a ver unas definiciones,
ser negligente es cuando un trabajo o una actividad
es hecha con poco cuidado o poca aplicación, especialmente en tareas que resultan vitales, importantes o de las que depende la vida de terceros,
y un disipador es una persona que

 malgasta, desperdicia, derrocha o destruye el caudal, bien, patrimonio, o el capital de una empresa.

Si una empresa tiene personal negligente
 ofrecerá productos o servicios que no podrán
sobresalir en el mercado, siendo el recurso
 humano su propia destrucción.

El negligente en su trabajo y el disipador
 llegan a un mismo fin, destruyen
 poco a poco a una empresa.

Estos dos conceptos aplican también a la vida
 familiar y personal, por ejemplo en la historia del hijo prodigo, él fue Negligente y disipador con la herencia .

Debemos estar alertas para no caer en
 la negligencia o ser disipadores en nuestra vida.

Ahora vamos a Proverbios 13:11
…Pero el que recoge con mano laboriosa las aumenta.

Dios nos llamó para disfrutar de su reino aquí
 en la tierra una vida sobrenatural que solo
da Jesucristo el Señor al caminar por fe.

Para finalizar recordemos lo que dice en
Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *