Meditación Diaria

NO HAY DIOS

amanecer

Salmos 53:1
Dice el necio en su corazón: No hay Dios.
Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien.

En el mundo se escucha que “No hay Dios”.

Esto es porque son necios; la palabra dice que no tienen excusas los que dicen “No hay Dios”, vamos a:

Romanos 1:19-20
19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

La existencia de Dios, lo vemos claramente en la creación.

Para continuar Vamos a la siguiente historia:

Un ateo dictaba una conferencia ante un gran auditorio, y después de haber finalizado su discurso, invitó a cualquiera que tuviese preguntas a que subiera a la plataforma.

Después de unos momentos un hombre que era conocido por superar su alcoholismo debido a que Dios había alumbrado su entendimiento, acepto la invitación.

Sacando una naranja del bolsillo comenzó a pelarla lentamente. El conferencista le pidió que hiciera la pregunta; pero el hombre continuó imperturbable pelando la naranja, al término de lo cual, se la comió.

Cuando terminó de comérsela se volvió al conferencista y le preguntó:

—¿Estaba dulce o agria?

—No me pregunte tonterías— respondió el orador con señales evidentes de enojo—.

 ¿Cómo puedo saber el gusto si no la he probado?

El hombre respondió entonces:

—Y ¿Cómo puede usted saber algo de Cristo si nunca lo ha probado?

A propósito de la historia vamos a:

Salmos 34:8
Gustad, y ved que es bueno Jehová;
Dichoso el hombre que confía en él.

El rey David sabia que Dios era bueno y tenía su confianza en el Dios vivo.

Dios nos llamo para conocerlo, cada día se revela en nuestra vida y es un privilegio, en un mundo que no lo conoce, leamos en:

1 Corintios 15:34
Porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo.

Oramos para valorar y dar prioridad a nuestra relación con Jesucristo el Señor, en medio de una generación que no lo conoce o lo niega.

Para finalizar Recordemos:
Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *