Predicas

NUESTRA CONFIANZA EN DIOS

CONFIANDO EN DIOS

NUESTRA CONFIANZA EN DIOS

Venimos hablando del tema de amar a Dios y una de las situaciones que está en el en el mundo ahora es ¿Dios es bueno? Ya que si fuera bueno, no estaría sucediendo todo lo que está pasando.

Mucha gente lo está pensando, pero Él nos llamó a conocerle y debemos de amar a Dios, independiente de las situaciones, porque es Dios.

Vamos a

Eclesiastés 7:14
14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.

Otra versión dice

Cuando vengan buenos tiempos disfruta pero cuando lleguen los malos tiempos piensa, unos y otros los hizo Dios

Job dijo: Dios dio y Dios quitó, en el versículo dice que Dios hizo el día del bien, pero también hizo el día la adversidad,  lo que vive el mundo está dentro de la soberanía de Dios.

Y dice  el versículo  que tiene un fin, recordemos que hemos compartido en la palabra éstos domingos que nuestro motivo de vida debe ser Dios. Que nuestra razón de por qué no levantamos cada día debe ser Dios, también compartíamos que nuestra confianza debe estar solo en Dios,  la palabra dice no vivimos por vista, vivimos por fe.

El versículo dice que Dios genera unos días dónde está el bien, pero también los días dónde está la adversidad y Dios dice que hizo tanto lo uno, como lo otro.

 Hay un propósito, dice “lo hice afín“a fin¿Cuál es el fin?

A fin de que el hombre no hallé nada, que nada hallé después de Dios.

El hombre no hallé nada después de Dios, Nada. 

Amar a Dios, su palabra, confiar en Él es lo que nos permite en todo tiempo estar tranquilos, estar seguros, cuando llegue la adversidad, considera, demos de meditar y pensar.

¿Esta nuestra confianza en Dios?

No solamente en la adversidad, hemos predicado que la fe no solamente es cuando tengamos la dificultad, sino que siempre debemos vivir por fe. 

El  fin que no hallamos nada después de Dios, Salomón al terminar Eclesiastés  dijo:

El todo el hombre es Dios. 

Su palabra es que nos sostiene en todo tiempo, para no generar desesperanza, porque el pueblo de Dios siempre tiene esperanza.

Vemos cómo ahora todos nos estamos viendo afectados y ya no tenemos la misma estabilidad de siempre; por lo que las personas pueden sentir angustia y vivir preocupados.

En medio de toda circunstancia Dios nos sostiene, Dios te va a sostener, su palabra lo dice.

Vamos a 1 Corintios 10:24

24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

Lo que está sucediendo es soberanía de Dios. Dios hizo los tiempos buenos, pero también Dios en su soberanía  genera unos tiempos con adversidades.

La Doctora Martha en el audio que hemos compartido nos dio recomendaciones y una de ellas era que debíamos pensar en el otro.

¿Por qué nosotros nos congregamos hoy de manera virtual?

Porque estamos pensando en el otro, vivir de una manera sabía, no como necios.

La palabra dice que nosotros no debemos de buscar el bien propio sino el del otro.

Las personas dicen a mí no me pasa nada y continua todas sus actividades con normalidad, pero  va a llegar a la casa; y ahí está el papá, la mamá, el abuelo, la abuela o una persona que tenga  las defensas bajas, esa persona si se va a ver afectada.

El versículo dice ninguno busca su propio bien sino el del otro

Debemos en este tiempo cambiar los hábitos, mientras pasa esta situación en la ciudad y el país, nosotros por conocimiento debemos de hacer un auto aislamiento, debo ir a trabajar, pero debo de meditar antes y decir qué actividades no son estrictamente necesarias.

Porque la persona lleva el virus y no se da cuenta; lo cual afecta a los que están allí. 

Es un tiempo para vivir de manera sabía, cómo dice la palabra, no tomar a la ligera las recomendaciones.

Debemos pensar en el otro, hacer los movimientos necesarios,

Ser sabios, no debemos de ser necios, no es pánico, nos estamos reuniendo de forma virtual por responsabilidad.

En el amor de Dios debemos cambiar la rutina, el joven dice a mí no me pasa nada, al niño y a él joven no le pasa nada, debido a que la probabilidad es mínima, si tienen sus defensas altas y está saludable; pero puede ser trasmisor llevar el virus al hogar, donde está el papá y el abuelo.

No es pánico, es responsabilidad y es sabiduría de que todo tiene un tiempo y llegó el tiempo de la adversidad generado por Dios

Dios nos va a sostener, nos va a guardar y nos va a cuidar.

La economía se afectara, pero tenemos confianza en su palabra y la palabra dice que Dios alimenta las aves todos los días. Es decir, que en medio de la adversidad, Dios va hacer llegar su provisión a su pueblo,

Llevar este  mensaje a nuestras familias, a nuestros amigos, no de pánico pero si de responsabilidad con el otro.

Porque lo dice la palabra y todo está dentro del propósito de Dios para que el hombre no hallé nada después de Dios. Salomón lo dijo: el todo el hombre es Dios.

En el día que temo, Yo en ti confío. Dios advierte que no, debemos tener temor

En Isaías  26:3. Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera porque en ti ha confiado. 

Confiar en Dios es humildad y dependencia, no es altivez,

1Pedro 5: 7 dice echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque tiene cuidado de  vosotros

El mundo está generando ansiedad, el mundo está generando presión las noticias. La situación, las circunstancias y dice la palabra que el día en que aparece la angustia, el temor, en ti confío como confiamos en Dios pues lo que dice 1Pedro 5: 7 echando toda vuestra ansiedad sobre él.

¿Sobre quién tenemos que echar la ansiedad?
 Sobre Dios. 

Toda ansiedad debemos  depositarla en Dios,  él dice  que tiene cuidado de nosotros, para poder vivir el presente tranquilos sabiendo de que cada día Dios nos va a dar su provisión, en medio de toda las situaciones Dios nos cuida.

Dios nos protege. Debemos de ser responsables, como dice el versículo: pensando en el otro.

Hemos hablado muchos que estamos en el inicio del tiempo del fin, se estaba iniciando  la formación del último imperio y dice  la palabra que es el principio de dolores, esto no es la gran tribulación.

Estar convencidos que Dios tiene cuidado de nosotros, salir a trabajar, cambiar los hábitos, es Mejor quedarnos en casa.

Filipenses 4:6-7 dice que por nada debemos estar afanados

Dice nada y ese nada incluye esta situación; dice cuéntele la situación a Dios, lo que debemos hacer es contarle a Dios.

Él escucha y lo cuida nuestros pensamientos, es muy importante que nuestra mente este con la paz de Dios.

Hay una promesa él nos guardará en paz, porque todo lo que se ve es pasajero. 

Una de las cosas es que esto va a generar estar más en el hogar.  Nos va a permitir unirnos como familia de hablar de Dios, todo lo que se ve pasa pero su palabra no pasa, oramos para estar firmes en su palabra.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *