Meditación Diaria

NUESTRO ESCUDO ES LA FE

DIOS

NUESTRO ESCUDO ES LA FE

Efesios 6:16 sobre todo, tomando el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

Primero debemos conocer la definición de escudo; es el concepto que se utiliza para nombrar al armamento defensivo que se embraza y que se utiliza para protegerse de algún tipo de ataque.

Pablo compara la fe con “el escudo”, ya que nos protege de los ataques.

La palabra dice que los demonios fueron vencidos (Col 2: 15) y el diablo fue destruido (Heb 2:1), entonces:

¿A qué se refiere Pablo en Efesios 6:16? 
¿A cuáles ataques?

Cristo condeno el pecado, los deseos engañosos en la carne (romanos 8: 3)

La carne envía pensamientos de desesperanza, tristeza, duda, temor, angustia, odio, venganza, hechicera, idolatría, celos, inmundicia, 
(Gálatas 5:19-21); y estos pensamientos, a los que se refiere Pablo, son los que velan nuestro entendimiento.

A veces las circunstancias generan duda y aparece la incertidumbre. Empiezas a pensar que es imposible y no hay esperanza. Pero esto te pasa, porque estás viviendo por lo que se ve y olvidas la palabra de Dios y sus promesas.

Por ejemplo, Abraham tenía la promesa de Dios de tener un hijo, las circunstancias no eran favorables, lo que se veía era desalentador: 

Sara y Abraham eran de edad avanzada, adicional a esto, Sara era estéril. Sin embargo, Abraham nunca dudo, por el contrario, se fortaleció en fe:

Hebreos 4:20-21
 20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, 
21 Abraham estaba completamente seguro de que Dios tenía poder para cumplir su promesa.

“La fe es por el oír y el oír por la palabra de Dios” así que debemos tener presente la fe, para permanecer firmes.

Cuando los deseos engañosos asalten tu Alma, la fe es como un escudo que te protege de caer en la duda, incertidumbre, temor, angustia, miedo, hechicería, idolatría, por esto es necesario cada día leer la Palabra y congregarte, porque es el medio para desarrollar la fe.

Así que hoy vive por fe, por las promesas de Dios, no importa la situación que esté presente, porque para Dios no hay nada imposible, ni difícil.

Cada día veras los milagros de Dios en tu vida, por ejemplo la palabra dice:

“No te dejare ni te desamparare”
“Dios es mi ayudador”
“Nos cuida desde el vientre hasta las canas”
“El suplirá todas nuestras necesidades conforme a las riquezas en Cristo Jesús”

Por lo tanto, solo debes creer, obedecer, y no vivir en lo que se ve

El milagro sucede.

Para finalizar Recordemos:

  Proverbios 28:25 
Más el que confía en el Señor prosperará

Nos congregamos los domingos en el salón virtual     
Hora 10:20 am


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *