Meditación Diaria

OFENSAS

Recordemos que Jesús dijo
“conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

 A medida que Dios alumbra nuestro entendimiento
 con su palabra, nos vamos dando cuenta que
nadie nos puede hacer daño con sus ofensas y
aunque puede sonar loco para muchas personas,
 este es el resultado de conocer la verdad.

 En Proverbio 19:11 dice;
La cordura del hombre detiene su furor,
Y su honra es pasar por alto la ofensa.

No es fácil pasar por alto la ofensa,
vamos a leer una historia:

Él era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos
como un hombre justo y comprensivo.

Al terminar la clase de fin de curso,
mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio,
se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:

Profesor, lo que más me alegra de haber terminado el curso es que no tendré que
escuchar más sus tonterías y descansaré de ver su cara aburrida.

El alumno estaba erguido, con semblante desafiante, en espera de otra respuesta airada de su profesor.
Pero ante su asombro, el hombre le contestó:

¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo aceptas?
Por su puesto que no –respondió- el alumno algo sorprendido.

Bueno -prosiguió el profesor-cuando alguien intenta ofenderme o decirme algo desagradable, En tu caso es una emoción de rabia y rencor solamente la paso por alto.

El alumno quedo asombrado, ya que no pudo hacerle daño al profesor ni generar disputa o contienda y seguido le pregunto :
profesor ¿Qué debo de hacer para llegar a pasar por alto las ofensas como usted?

El profesor le compartió de la gracia de Dios,

 lo invito al estudio bíblico, también a congregarse cada domingo y le mostro el siguiente versículo:

Pedro 2:21-23
21 Pues para esto fuisteis llamados;
 porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;
23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba,
 sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

Oramos para “pasar por alto las ofensas”,
como dice en:

1 Pedro 3:9
no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Un comentario en “OFENSAS

  1. Siento ALEGRIA al recibir la palabra dónde encuentro la gran oportunidad de PASAR POR ALTO LAS OFENSAS que lleguen a mi, GRACIAS DIOS POR TU MISERICORDIA, Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *