Meditación Diaria

¿PARA QUÉ TE QUEJAS?

dios

¿PARA QUÉ TE QUEJAS?

Un anciano maestro se cansó de las quejas de su aprendiz, y así que, una mañana, lo envió por algo de sal. Cuando el aprendiz regresó el maestro le instruyó al joven infeliz poner una manotada de sal en un vaso de agua y luego beberla.

-“¿A qué sabe?” preguntó el maestro.
-“Amargo,” respondió el aprendiz.

El maestro rió entre dientes, y entonces le pidió al joven tomar la misma cantidad de sal en la mano y ponerla en el lago. 

Los dos caminaron en silencio al lago cercano, y una vez que el aprendiz lanzó al agua su manotada de sal, el maestro dijo,

 “Ahora bebe del lago.”

En cuanto el agua se escurría por la quijada del joven, el maestro le preguntó,

-“¿A qué sabe?”
-“Fresca,” comentó el aprendiz.
-“¿Te supo a sal?”, preguntó el maestro.
-“No,” dijo el joven.

En esto el maestro se sentó al lado de este joven serio quien le recordaba a sí mismo y le tomó sus manos, diciendo:

“El dolor de la vida es pura sal; ni más, ni menos.

La cantidad de dolor en la vida permanece exactamente la misma. 

Sin embargo, la cantidad de amargura que probamos depende del recipiente en que ponemos la pena. 

Así que cuando estás con dolor, o adversidades de la vida, la única cosa que puedes hacer es agrandar tu sentido de las cosas. Deja de ser un vaso. Conviértete en un lago”.

En tu entorno la queja casi siempre está presente y puedes caer sin darte cuenta en este engaño.

La historia cuenta que la sal en el vaso se nota, pero al ir a depositar la misma cantidad de sal en el lago pasa desapercibida.

La queja puede aparecer cuando solo ves; la adversidad, la dificultad o lo que “crees que te falta” y cada día haces énfasis en esto, es como si fuera el vaso de agua, del que se habla en la historia.

La palabra dice:

1 Tesalonicenses 5:16-18
16 Estad siempre gozosos.
17 Orad sin cesar.
18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Cada día debes dar gracias por todo y orar (echar sobre Dios tus angustias), se amplía tu horizonte, no estar enfocado solamente en la adversidad, la dificultad o lo que “creemos que nos falta”.

Debes ver todo el panorama, es decir, todas las áreas de tu vida. Por qué puede que haya alguna dificultad en la economía, pero puedes tener éxito o estar bien en el área de la salud, de la familia, en el desarrollo profesional. Es por esto que debemos dar gracias por todo, ya que esto nos amplía el panorama.

La palabra también dice:

Colosenses 3:16
La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, 

 Dice “more en abundancia”, llevándola al símil de la historia, como si fuera el lago.

La palabra viva en abundancia hace en nosotros, generando lo sobrenatural, lo que dice en: 

1 Tesalonicenses 5:16
Estad siempre gozosos

 Es decir, cada día por fe :

“dando gracias por todo” y ” siempre gozosos”, así este presente alguna dificultad o carencia. Aparece lo sobrenatural; el agradecimiento y gozo en lugar de queja.

Para finalizar Recordemos:

  Proverbios 28:25 
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *