Meditación Diaria

PIENSA ANTES DE

PIENSA ANTES DE...

Proverbios 17:28 
28 Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio;
El que cierra sus labios es entendido.

¿Que decimos? ¿Qué vocabulario usamos? 

El proverbio enfatiza la importancia de lo que expresamos, por lo que debemos:

 PENSAR QUE VAMOS A DECIR, ANTES DE HABLAR, SINO LO MAS SABIO ES CALLAR.

Las buenas nuevas, es decir, el evangelio enfatiza como nosotros, el pueblo de Dios, debemos expresarnos en medio de las diferentes circunstancias y situaciones que se presentan en el día- día,

Por ejemplo:

1 Pedro 3:9
no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

¿Cuándo nos tratan mal cual debe ser nuestra respuesta?

La palabra dice que no debemos devolver insultos sino todo lo contrario; debemos ser cortes y responder siempre de buena manera; la palabra dice en

COLOSENESES4:6
sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

El versículo dice: “sea vuestra palabra siempre no dice si la situación es agradable o amena utiliza este lenguaje, pero si no es amena utiliza otro tipo de lenguaje.

La palabra dice “siempre”, la sal en su justa medida le da buen sabor a los alimentos, es agradable al gusto, así mismo debe ser el lenguaje, el vocabulario que utilicemos debe edificar a nuestro semejante, veamos:

Efesios 4:29 
29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

El versículo no excluye situaciones o circunstancias; todo lo contrario enfatiza ” NINUGUNA PALABRA CORROMPIDA”, no solo groserías o palabras obscenas, sino toda palabra que dañe al oyente, al prójimo. Por ejemplo en el hogar:

Un grito, daña
Una palabra hiriente, daña.

Por esto encontramos en Santiago lo siguiente:

Santiago 1:19 
Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse

 “Tardo para hablar”, en otros términos, primero debemos pensar que vamos a decir, para esto sabemos que Dios nos dio:

2 Timoteo 1:7-9 
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios nos dio dominio propio para no caer en el engaño de la ira y rabia.

Para que este dominio propio se manifieste, es vital construir nuestra relación personal con Dios.

Gálatas 5:25
si vivimos desde el Espíritu caminemos desde el Espíritu

Nuestro lenguaje no debe ser  con envidia, rencor, odio, ira, amargura, maledicencia u ofensivo, etc. Ya que estas son obras de la carne, pero nosotros vivimos desde el Espíritu, por esto debemos tener en cuenta lo que dice en:

Proverbios 13:3
El que refrena su lengua protege su vida,
pero el ligero de labios provoca su ruina.

 Invita a familia y amigos a congregarse cada domingo
Hora 10:00 am
sede Cra 9 # 3-73
Neiva

 

Para finalizar recuerda:
Proverbios 28:25
Mas el que confía en el señor prosperará.

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *