Meditación Diaria

SOBERBIA Y ORGULLO

DIOS

Primero vamos a la siguiente historia:

Iba un labrador a visitar sus campos para ver si estaban en sazón la cosecha.

Había llevado consigo a su pequeña hija, Luisita.

Mira, papá — dijo la niña sin experiencia—, cómo algunas de las cañas de trigo tienen la cabeza erguida y altiva; sin duda serán las mejores y las más distinguidas: esas otras de su alrededor, que la bajan casi hasta la tierra, serán seguramente las peores.

El padre cogió algunas espigas y dijo: — Mira bien, hija mía:

¿ves estas espigas que con tanta altivez levantan la cabeza?

 Pues están enteramente vacías. Al contrario, estas otras que la doblan con tanta modestia,

están llenas de hermosos granos.

El sabio y el bueno son humildes: la soberbia es propia del ignorante y del malo.

La soberbia en los escogidos de Dios se presenta por causa de la ignorancia; veamos un ejemplo en la biblia en el libro de Daniel:

En el libro de Daniel encontramos la historia del rey Nabucodonosor, es uno de los reyes que tuvo el reino Babilónico.

Dios le muestra por un sueño que él es la cabeza de oro y es Dios quien lo ha puesto ahí.

Daniel 2:37-38
37 Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.
38 Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.

En los versículos dice que Dios le dio dominio sobre todo, pero al pasar el tiempo Nabucodonosor lo olvido y al ver como creció su reino y apareció la soberbia:

Daniel 4:30-32
30 habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?

Encontramos en Salmos 119:21

21 Reprendiste a los soberbios,

 Y en Santiago 4 :6
Por esto dice: Dios resiste a los soberbios,

Por causa de la soberbia, Nabucodonosor es quitado del reinado, perdiendo todo el poder y privilegios.

La soberbia está relacionada con términos como presunción, vanidad, vana jactancia y altanerí­a. La soberbia hace imposible que se tenga una perspectiva correcta y engaña al corazón, vamos a:

Jeremías 49:16
 
 Tu arrogancia te engañó, y la soberbia de tu corazón.
Pensemos, ¿hay soberbia en algún área de nuestra vida?

La soberbia solo nos lleva a la destrucción, así como le sucedió a Nabucodonosor.

Regresemos a la historia, en los versículos del 35 al 37 leemos que después de 7 años Dios le da nuevamente la posición de rey, cuando él reconoció que Dios era quien le había dado todo el poder; vamos a:

Daniel 4:37
37 Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.

Oramos para reconocer a Dios como Señor en nuestras vidas y ser humildes y temerosos de Él.

Para finalizar Recordemos

       Proverbios 28:25
      Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *