Meditación Diaria

¿SOBRE QUE EDIFICAS?

dios

¿SOBRE QUE EDIFICAS?

En el año 2150 antes de Cristo, en el imperio babilónico, el hecho de saber construir una casa era fundamental, todo era regido por el código Hammurabi, cuya ley 229 declaraba:

 

“Si un constructor construye una casa y no lo hace con buena resistencia y la casa se derrumba y mata a los ocupantes, el constructor debe ser ejecutado inmediatamente”.

 

Parecía muy drástica y mortal dicha ley, pero para los gobernantes esta ayudaba a controlar los accidentes y tener mejores construcciones, de calidad y resistentes a cualquier tipo de clima y desastres naturales. 

¿Quién era Hammurabi?

Hammurabi (1810 a. C.-1750 a. C.) fue el sexto rey 

de Babilonia durante la Primera dinastía de Babilonia desde el año 1792 al 1750 a. C.2345 ascendió al trono después de la abdicación de su padre, Sîn-Muballit .

 

Hammurabi es conocido por el conjunto de leyes llamadas

“Código de Hammurabi,789101112 ” uno de los primeros códigos de leyes escritos de la Historia, que actualmente se conserva en el Museo del Louvre de París.

 

Ahora vamos a la biblia y encontramos que Jesús comparo la edificación de nuestra vida con la construcción de una casa.

 

En la construcción de una casa son fundamentales los cimientos, igual en nuestra vida, es vital conocer sobre que la construimos.

En este tiempo de pandemia debemos hacer un alto y revisar el fundamento sobre el cual estamos edificando nuestra vida.

 

Jesús dijo:

Mateo 7:24-25
24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.
25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa;  y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

 

En esta parábola; la casa es símbolo de tu vida y la roca es el símbolo de La palabra de Dios.

Al hacer el alto, debemos meditar y preguntarnos ¿Nuestro fundamento es la palabra de Dios?

 

La palabra de Dios nos sostiene en la adversidad o dificultad; no permitirá que nada nos destruya.

 

Salmos 92:10
Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo;

 

Y dice en:

 

Isaías 40:29
El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

 Y continua el profeta en Isaías 40:31
pero los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.

 

Dios nos llamó para que edifiquemos nuestra vida sobre su palabra, y estar seguros.

 

             Para finalizar Recordemos:             
          Proverbios 28:25             
Más el que confía en el Señor prosperará

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *