Meditación Diaria

TEMPLANZA (I PARTE)

dios

La templanza es un fruto del Espíritu

Gálatas 5:22-23
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

 El Significado de Templanza es la serenidad y autocontrol generado por la presencia de Dios.

Por medio de la relación personal con Dios vamos avanzando hasta llegar a un estado de serenidad y autocontrol en medio de las diferentes situaciones.

Dios dice que nos dio dominio propio, vamos a:

2 Timoteo 1:7
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardia, sino de poder, de amor y de dominio propio. 

La palabra dice que Dios nos dio dominiopropio,pero recordemos que es necesario mantener una fuerte relación con Dios.

¿Porque es necesaria la templanza y el dominio propio en nuestras vidas?

¿Qué sucede si no aplicamos la templanza y el dominio propio?

Veamos esta historia:

Había una vez un muchachito de lo más guapo. Era creativo, y muy inteligente. Era un líder nato. La clase de persona que todo el mundo quisiera tener en su equipo o proyecto. Pero era también un ególatra, ¡y tenía muy mal carácter! Cuando estaba con cólera, decía siempre cosas muy insultantes.

A lo que este chico crecía, sus padres andaban más y más preocupados por su mal genio. ¡El muchacho casi no tenía amigos! Finalmente, su papá tuvo una brillante idea. Decidió darle a su hijo una bolsa llena de clavos, ¡con un gran martillo! Entonces le dijo, “Hijo, cuando te enojes, y pierdas la paciencia, ¡quiero que te desahogues a más no poder!

Simplemente coge un clavo, y clávalo en la cerca de la casa. ¡Clávalo con todas tus fuerzas! La vieja cerca estaba tan seca y dura, que le era bien difícil clavar el clavo. Sin embargo, al final del día, el chico había clavado 37clavos en la cerca.! ¡Este chico sí que tenía mal genio!

Poco a poco, después de varias semanas, el número de clavos comenzó a disminuir. Aguantarse la cólera era más fácil, que clavar esos clavos en la cerca. Finalmente, llegó el día en que el chico ya no volvió a perder la paciencia. Y fue a contarles a sus padres lo orgulloso que estaba de su triunfo.

“Como símbolo de tu éxito,” le respondió su papá, “ahora puedes sacar los clavos. A decir verdad, tú puedes sacarlos, uno a la vez, solo en los días en que no te enojes ni una sola vez.

Finalmente, al cabo de varias semanas, el joven pudo contarle a sus padres orgullosamente que había sacado todos los clavos. En ese momento, el papá le pidió a su hijo que fuera con él a la cerca. Y le dijo, “Hijo, has hecho muy buen trabajo. Pero quiero que notes todos los huecos que han quedado en la cerca.

No importa lo que pase de aquí en adelante, esta cerca nunca será la misma.

Decir o hacer cosas que hieren, en un momento de ira, produce la misma clase de resultado. Siempre dejará una marca. No importa cuántas veces digas “perdóname,” o cuántos años pasen, la marca siempre estará ahí.

Una herida verbal es tan mala como una herida física. La gente es mucho más valiosa que esta vieja cerca. Necesitamos tratar a la gente con amor y respeto. Y evitar, en lo posible, dejar marcas y cicatrices en los corazones de otros.

Todas nos molestamos de vez en cuando. La verdadera prueba es LO QUE HACEMOS CON NUESTRO ENOJO.

Si somos sabios, pasaremos el tiempo edificando puentes, en vez de estar poniendo barreras, en nuestras relaciones.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *