Meditación Diaria

TINIEBLAS

Juan 1:6-9
Hubo un hombre enviado de Dios,
el cual se llamaba Juan.
Este vino por testimonio,
 para que diese testimonio de la luz,
a fin de que todos creyesen por él.
No era él la luz, sino para que diese
testimonio de la luz.
Aquella luz verdadera,
que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Juan el bautista fue enviado por Dios para
 que anunciara que llegaba la luz porque
el mundo estaba en tinieblas.

La Luz es Cristo el Señor al tomar cuerpo lo dice en;

Juan 8:12
Otra vez Jesús les habló, diciendo: yo soy la luz
del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. 

Jesús muere y resucita y nos traslada al reino de la luz:

Colosenses 1:13
El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas,
y trasladado al reino de su amado Hijo,

La palabra dice que nos ha librado del poder de las tinieblas. Desde que llegamos a la tierra estamos libres, pero no lo sabíamos, por esto Jesús dijo:
“conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

Nunca hemos estado bajo el poder de las tinieblas,
 ni pertenecemos a las tinieblas, somos escogidos de Dios desde antes de la fundación del mundo
y Dios nos ha llamado para:

1 Pedro 2:9
Mas vosotros sois linaje escogido,
real sacerdocio, nación santa,
 pueblo adquirido por Dios,
para que anunciéis las virtudes de aquel
 que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *