Meditación DiariaSin categorizar

YO EN TI CONFIO

Dios

Así como el rey David estuvo expuesto a muchas dificultades y diferentes adversidades, en las cuales aparecía el temor; nosotros en nuestro día-día también nos enfrentamos a diferentes situaciones que nos generan temor.

Pero ¿Qué hacer cuando aparezca el temor?

La respuesta la encontramos en el:

SALMO 56:3-4
En el día que temo,
Yo en ti confío.
4 En Dios alabaré su palabra;
En Dios he confiado; no temeré;

Debemos poner nuestra mirada en su palabra, vivimos por fe, la palabra de Dios nada la limita.

En la biblia hay un mensaje que encontramos una y otra vez; “no temas”, por ejemplo:

Dios le dijo a Abraham en:

Génesis 15:1
Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

Avanzando en la biblia encontramos a Moisés diciéndole al pueblo:

Exodo14:13
No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

Dios también le dijo a Josué:

Deuteronomio 31:8
Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Y el rey David dijo:

Salmo 23:4
Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento
.

Por tener nuestra confianza en Dios, El rey Salomón exclama:

Proverbios 3:24
Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, y tu sueño será grato

Dios le dijo al profeta Jeremías en:

Jeremías 1:8
 No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová

 Dios también le dice a Pablo en:

Hechos 18:9
Entonces él Señor dijo de noche en visión á Pablo: No temas, sino habla, y no calles:

Dios es el mismo, no cambia y hoy podemos exclamar:

Hebreos 13:6
De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.

 Oramos para que nuestra confianza siempre este en la palabra de Dios, que es viva, eficaz y permanece para siempre.

Avancemos por fe, el milagro sucede

Para finalizar Recordemos:

Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *