Meditación Diaria

CONOCERAS LA VERDAD

Jesús dijo en Juan 8:32 conoceréis la verdad,
y la verdad os hará libres.

Pero, ¿Cuál es la verdad que nos permite vivir libres?

La respuesta la encontramos en Juan 14:6
Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;

Es decir, La palabra de Dios que es viva y eficaz, permanece para siempre.

Hebreos 2:14-15
14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne
y sangre, él también participó de lo mismo,
para destruir por medio de la muerte al que tenía
 el imperio de la muerte, esto es,al diablo,
15 y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Pedimos a Dios poder ver su palabra que es la verdad, por ejemplo, en estos versículos nos dice que Cristo tomo cuerpo para destruir al diablo y eso nos da la seguridad de la vida eterna.

Veamos otro ejemplo sobre el pecado, vamos a leer la verdad sobre este tema en 1 Pedro 4:1-2
Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

El vesrsículo dice que Cristo vino y tomo cuerpo. jesús padeció, su cuerpo fue molido, recibió latigazos, le colocaron una corona de espinas y clavos en las manos y pies, fue traspasado con una lanza, lo escupieron, lo humillaron, siendo el propósito de todo esto, terminar con el pecado. Así como también lo dice en 1 pedro 2:24
Quien llevó él mismo nuestros pecaods en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muestros a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. 

Cuando el versículo dice “llevó el mismo nuestros pecados” se refiere a cristo el señor,
en el cuerpo de Jesús.

Conocer la verdad nos permite vivir una vida sobrenatural manifestando el fruto del Espíritu.

Para finalizar recordemos lo que dice en
Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *