Meditación Diaria

DOBLE ÁNIMO (PARTE II)

DIOS

Hoy continuamos con el mensaje del doble ánimo.

Una de las razones por las cuales se presenta el doble ánimo puede ser que esperamos que no haya dificultades o que no se nos presenten adversidades. 

En Santiago 1:7 dice:
No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

Es cierto que esta el principio de la siembra y la cosecha, pero también está la soberanía de Dios.

Veamos la historia de Job, al iniciar el capítulo 1 dice:

Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Pero en la soberanía de Dios Job perdió hijos, propiedades, ganado, siembras y la salud.

Job 1:21 y dijo:
Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Y luego dice en:

Job 2:9-10
Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.
10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Sin importar las circunstancias Job estuvo firme, incluso cuando la mujer le dijo que debería de maldecir a Dios.

Job no cayó en doble ánimo, permaneció firme en su relación con Dios.

Oramos para que Dios nos fortalezca para permanecer firmes en medio de las diferentes situaciones en la relación personal y no dudar de la palabra.

Para finalizar Recordemos

Proverbios 28:25
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *