Meditación Diaria

ENALTECERTE

DIOS

Proverbios 30:32-33
32Si neciamente has procurado enaltecerte,
O si has pensado hacer mal,
Pon el dedo sobre tu boca.
33 Ciertamente el que bate la leche sacará mantequilla, Y el que recio se suena las narices sacará sangre; Y el que provoca la ira causará contienda.

Cuando el versículo dice “Enaltecerte” se refiere a la relación con Dios. Un ejemplo es cuando
 El rey Nabucodonosor se enalteció, vamos a:

Daniel 4:29-30
29 Al cabo de doce meses,
paseando en el palacio real de Babilonia,
30 habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia
que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?

El rey Nabucodonosor no reconoció a Dios en la formación del imperio Babilónico; en el versículo 33 
nos dice que hay consecuencias por enaltecerse ante Dios y lo compara con sonarse la nariz reciamente,
ya que al lastimarse va a salir sangre.

Igual el enaltecerse con Dios trae una consecuencia,
por ejemplo en la historia del rey Nabucodonosor la encontramos en Daniel 4:31-32

31 Aún estaba la palabra en la boca del rey,
 cuando vino una voz del cielo: A ti se te dice,
rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti;
32 y de entre los hombres te arrojarán,
y con las bestias del campo será tu habitación,
 y como a los bueyes te apacentarán;
y siete tiempos pasarán sobre ti,
 hasta que reconozcas que el Altísimo
tiene el dominio en el reino de los hombres,
y lo da a quien él quiere.

El versículo dice que debemos tener cuidado
de no llegar a enaltecernos,
por eso debemos orar todos los días
 para ser temerosos de Dios,
tener presente que somos el pámpano y que necesitamos la vid para llevar fruto.

La vid es Jesucristo el Señor.

Para finalizar recordemos lo que dice en

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *