Meditación Diaria

ESPERANZA

CREER

ESPERANZA

Iniciamos con la siguiente historia

 Tres velas se estaban consumiendo lentamente. 
El ambiente estaba tan silencioso que se podía oír el diálogo entre ellas. 

La primera dijo:

¡Yo Soy la Paz!  A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida, y disminuyendo su llama, se apagó totalmente. 

La segunda dijo: 
 ¡Yo me llamo Fe! las personas no quieren saber de Dios, Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó. 

De repente entró una niña y vio las dos velas apagadas. 

¿Qué es esto? Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final. 

Entonces la tercera vela, habló: 

– No tengas miedo, niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas. 

Entonces la niña tomó aquella vela, la vela de la Esperanza, y encendió nuevamente las que estaban apagadas.

Hay un dicho popular que dice “la esperanza es lo último que se pierde”, pero vamos a leer que dice la palabra sobre la esperanza.

Romanos 15:13 
13 Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Hoy, es un nuevo día, y sin importar la situación que estemos viviendo, siempre debemos tener esperanza.

La palabra dice: ” El Dios de Esperanza”. 

Las situaciones difíciles nos pueden abatir y empujar a la desesperanza, y nos pude conducir a abandonar todo.

Pero la palabra dice “No hay nada difícil, ni imposible”, Dios hace lo sobrenatural y nos abunda en esperanza.

La relación con Dios es vital, por eso cada día debemos cultivarla por medio de la oración, leer su palabra y meditar en ella.

Recordemos “No temas”, vamos a los salmos:

Salmos 71:5 Porque tú, oh Señor, eres mi esperanza,
Seguridad mía desde mi juventud.

Oramos para que tu esperanza este en el Dios vivo, su palabra que es eterna, es la verdad.

La palabra dice en:

1 Timoteo 6:17 
17 Enséñales a los ricos de este mundo que no sean orgullosos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas. Deben depositar su esperanza en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

 Hay esperanza, el milagro sucede, Dios escucha nuestras oraciones.

El milagro sucede

               Para finalizar Recordemos:             
              Proverbios 28:25             
Más el que confía en el Señor prosperará

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *