Meditación Diaria

RIOS DE AGUA VIVA

DIOS

RIOS DE AGUA VIVA

Una historieta popular del Cercano Oriente cuenta que un joven llegó al borde de un oasis contiguo a un pueblo y acercándose a un anciano le preguntó: 

—¿Qué clase de personas vive en este lugar? 
—¿Qué clase de personas vive en el lugar de donde tú vienes?, preguntó a su vez el anciano. 
—Oh, un grupo de egoístas y malvados, replicó el joven, estoy encantado de haberme ido de allí.

A lo cual el anciano contestó: 

—Lo mismo vas a encontrar aquí. 

Ese mismo día otro joven se acercó a beber agua al oasis y viendo al anciano, preguntó: 

—¿Qué clase de personas vive en este lugar? El viejo respondió con la misma pregunta: 
—¿Qué clase de personas vive en el lugar de donde tú vienes? 
—Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado. 
—Lo mismo encontrarás aquí, respondió el anciano. 

Un hombre que había oído ambas conversaciones preguntó al viejo: 

—¿Cómo es posible dar dos respuestas diferentes a la misma pregunta? 

A lo cual el viejo respondió: 

—Cada cual lleva en su corazón el medio ambiente donde vive.

Aquel que no encontró nada nuevo en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí.

Aquel que encontró amigos allá, podrá encontrar también amigos aquí

Si miras dentro de ti sabrás que posees una gran fortaleza para entregar y para descubrir todas las cosas buenas en los demás. ¡Qué siempre encuentres un oasis de paz! 

La vida está en el interior, Jesús se refirió en una parábola sobre este tema, vamos a:

Marcos 7:18-23
18 El les dijo: ¿También vosotros estáis así sin entendimiento?  
¿No entendéis que todo lo de fuera que entra en el hombre, no le puede contaminar,  porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? Esto decía, haciendo limpios todos los alimentos.
20 Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre.
21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios,
22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez.
23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.

 Pero también hizo referencia que en nuestro interior corren ríos de agua viva, refiriéndose a su presencia en cada uno de nosotros:

Juan 7:37-39
37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

 En tu interior está la presencia de Dios, por causa de tu relación con Dios se manifiesta por medio de ti el fruto del Espíritu, es decir, paz, amor, fe, paciencia, etc. y esto es independiente del entorno, porque vivimos desde el Espíritu, Vamos a:

Lucas 6:45
45 El buen hombre del buen tesoro de su corazón saca bien; y el mal hombre del mal tesoro de su corazón saca mal; porque de la abundancia del corazón habla su boca.

Oramos para cada día vivir desde el Espíritu. 

Solo milagros cada día.
Para finalizar Recordemos:

         
           Proverbios 28:25             
Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *