Meditación Diaria

FORTALECER

DIOS

Salmos 138:3
El día que clamé, me respondiste;
Me fortaleciste con vigor en mi alma.

Al hacer ejercicio, comer y dormir bien, fortalecemos el cuerpo, y aunque esto no impide que seamos atacados por un virus, si nos fortalece y nos ayuda a sobrellevarlo de la mejor manera.

Cuando nos enfrentamos a situaciones adversas, la fuerza de nuestro interior disminuye, y empezamos a sentir apatía o desanimo.

En la biblia hay diversas historias donde vemos que las personas se sentían mal, con desanimo, a punto de desfallecer y Dios les dio fuerzas, un buen ejemplo, es el rey David, quien le clamaba a Dios en todo momento, sin importar la situación.

Usualmente las personas esperan a sentirse mal o vivir situaciones adversas para buscar a Dios, sin embargo, la invitación hoy es a no esperar estos momentos para trabajar en nuestra relación con Dios, por el contrario, es un trabajo de todos los días, sin importar las circunstancias.

Nuestra alma es fortalecida por la relación personal con Dios, Él nos inunda de gozo y paz.

Oramos para que en cada uno de nosotros sea una realidad lo que exclamo Pablo en:

Filipenses 4:13
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Cada día avanzamos con el vigor que nos da Dios. Recordemos que Jesús dijo; en el interior de ustedes correrán ríos de agua viva”

Hay esperanza, no importa que tan difícil este la situación porque no vivimos por vista, vivimos por fe y Dios no miente, su palabra se cumple.

Debemos hacer un alto y retomar el único camino que nos permite disfrutar del reino de Dios aquí en la tierra, es siendo hacedores de la palabra de Dios”

El milagro sucede.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *