Meditación Diaria

JUZGAR A LOS DEMAS

Usualmente nos parece fácil criticar y juzgar
 las faltas que comenten otras personas,
pero se nos complica reconocer y
aceptar nuestros errores.

Jesús en esta parábola nos exhorta para no
 caer en el error de juzgar a los demás en:  

Lucas 6:41-42
41 ¿Por qué miras la paja que está en el
ojo de tu hermano, y no echas de ver la
 viga que está en tu propio ojo?
42 ¿O cómo puedes decir a tu hermano:
Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo,
no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo,
 y entonces verás bien para sacar la paja
 que está en el ojo de tu hermano.

Jesús compara la falta de nuestro hermano
en la fe con una paja, como algo que casi no se nota, algo pequeño. Sin embargo,
las faltas propias las asemeja con una viga,
 un objeto grande, que se nota a simple vista.

Él nos anima primero a salir evaluar que faltas estamos cometiendo nosotros, antes de mirar a los lados.

En Santiago 4:12 dice
 pero tú, ¿quién eres para que juzgues a otro?

No juzgar no es el equivalente a estar de acuerdo con todas las decisiones que toman las otras personas. Significa que entendemos que todos tenemos debilidades y en cualquier momento podemos
 caer en un comportamiento erróneo.

Para finalizar recordemos lo que dice en
Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *