Meditación Diaria

LA PACIENCIA

DIOS

Santiago 5:10-11
10 Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.
11 He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

La paciencia es un fruto del Espíritu (gálatas 5:22), por lo que emana de nuestra relación personal con Dios:

Leer la Palabra
Orar
Congregarse

La paciencia nos sostendrá cuando la respuesta al pasar los días, los meses, los años, no llega y durante este tiempo de espera aparece la paciencia inundando nuestra alma.

La Palabra dice que todo tiene su tiempo y todo tiene su hora, por ejemplo, una mujer en estado de embarazo debe ser paciente mientras se forma el cuerpo de su bebe; a veces pasa momentos difíciles, no puede dormir, comer, se le dificultan muchas actividades, pero ella sabe el final, el final es feliz; la llegada de un hermoso(a) hijo(a) al hogar.

Así la Palabra nos recuerda el ejemplo de Job y su final, vamos a:

Job 42: 12-17

12 Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas,
13 y tuvo siete hijos y tres hijas.
14 Llamó el nombre de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc.
15 Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos.
16 Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación.
17 Y murió Job viejo y lleno de días.

La Palabra dice “no nos cansemos de hacer el bien porque en su tiempo cosecharemos“. Debemos estar firmes y actuar acorde a la Palabra de Dios, porque en el tiempo de espera Dios está formando su carácter en nosotros, tiene un propósito; así que no desmayemos porque sabemos el final: hogares, economía y salud restauradas para la gloria de Dios. (como el ejemplo de Job)

El milagro sucede.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *