Meditación Diaria

PERO…

DIOS

“Los peros” son una de las razones por las cuales no logramos avanzar como nos gustaría en las diferentes áreas de nuestra.

Por ejemplo:

Pero soy muy joven
Pero soy muy viejo
Pero no tengo dinero
Pero no tengo relaciones
Pero la situación está muy difícil
Pero no hay empleo
Pero no tengo palancas
Pero, pero, pero…

Vamos a la siguiente historia del pueblo de Israel para ver claramente como “los peros” nos paralizan y hacen retroceder; se encuentra en el libro de Números; Moisés envía 12 espías a la tierra prometida y le da las siguientes instrucciones:

NUMEROS 13 :18-20
 Exploren el país, y fíjense cómo son sus habitantes, si son fuertes o débiles, muchos o pocos.
19 Averigüen si la tierra en que viven es buena o mala, y si sus ciudades son abiertas o amuralladas.
20 Examinen el terreno, y vean si es fértil o estéril, y si tiene árboles o no. ¡Adelante! Traigan algunos frutos del país.»Ésa era la temporada en que maduran las primeras uvas.

Los 12 hombres fueron conforme Moisés les dijo y este fue el informe de 10 hombres:

NUMEROS 13:25-28  
25 Al cabo de cuarenta días los doce hombres regresaron de explorar aquella tierra.
26 Volvieron a Cades, en el desierto de Parán, que era donde estaban Moisés, Aarón y toda la comunidad israelita, y les presentaron a todos ellos un informe, y les mostraron los frutos de esa tierra.
27 Éste fue el informe:—Fuimos al país al que nos enviaste, ¡y por cierto que allí abundan la leche y la miel! Aquí pueden ver sus frutos.
28 Pero el pueblo que allí habita es poderoso, y sus ciudades son enormes y están fortificadas.

10 hombres dijeron en su informe que era real lo que Dios les había prometido y presentaron los frutos; sin embargo, dijeron “el pueblo que allí habita es poderoso, y sus ciudades son enormes y están fortificadas”.

Debido a ese “pero”, llegan a la conclusión de que es “mejor regresar a la esclavitud porque al avanzar a la tierra que fluye leche y miel vamos a morir”.

Josué y Caleb también dieron su informe y dijeron;

NUMEROS 14:7-9
y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena.
Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.
Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.

Josué y Caleb se enfocaron en la promesa de Dios y no en “los peros”, siempre va a existir una razón natural para no continuar.

Por eso preguntémonos

¿Estoy basando mi vida en la palabra o estoy buscando “peros” que me paralizan?

Regresemos a la historia; Josué y Caleb se enfocaron en las promesas y el poder de Dios, avanzaron y vieron los milagros.

Este año que inicia oramos para enfocarnos en la palabra de Dios; recordemos que nada la limita y por eso debemos avanzar para disfrutar de las promesas de Dios y disfrutar de su reino aquí en la tierra.

Dios está de nuestro lado, la palabra dice que no debemos temer sino solamente creer; veremos los milagros de Dios por su poder.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *