Meditación Diaria

LA PALABRA IMPLANTADA

Santiago 1:21
21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

 Debemos orar para recibir la palabra con mansedumbre y no con soberbia, para que la palabra viva en abundancia en cada uno de nosotros, como dice en;

Colosenses 3:16 
La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros,

En el alma esta la voluntad, las emociones, y el entendimiento.

Debido a las diferentes circunstancias a las que nos enfrentamos, nos vemos expuestos a la incertidumbre, angustia y temor, lo cual no nos permite vivir una vida plena.

Dice en Santiago 1;21 que la palabra salva nuestras almas, es decir, da vida en medio de la adversidad.

La palabra es viva y eficaz, oramos para que todos los días de año tengamos la necesidad de leer la palabra, de esta manera estará viva en nosotros.

Dios revela y alumbra nuestro entendimiento para que nuestra alma sea inunda por el fruto del espíritu; Por ejemplo, en momentos de incertidumbre aparece la fe como un escudo protegiéndonos para no caer en la duda o en los tiempos de espera; aparece la paciencia para estar tranquilos y seguros.

Oramos para:

No desechar la palabra.

No tener en poco la palabra.

No pisotear la sangre de Cristo.

No tener en vano el sacrificio de la cruz.

No desechar la gracia

La palabra es viva y eficaz.

Recuerda que la palabra nada la limita, es independiente de la situación a la que nos estemos enfrentando, Dios no miente. La palabra es viva y eficaz.

Recordemos lo que dice en:

Mateo6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *