Meditación Diaria

LLAMADOS A HEREDAR BENDICIÓN

Hoy iniciamos con una historia:

Paco de 8 años, entró en su casa, después de clase, pisoteando fuerte. Su padre, que se dirigía al fondo, al verlo entrar, lo llamó para una hablar. Paco lo acompañó desconfiado.

Antes que su padre hablara algo, Paco dijo irritado:
– Padre, estoy con muchísima rabia. Joaquín no podría haberme hecho lo que hizo. Su padre, un hombre sencillo pero sabio, escuchaba a su hijo mientras ese seguía con su reclamo.

– Joaquín me humilló delante de mis amigos. ¡Me gustaría que le pasase algo malo!

El padre escuchó todo callado mientras caminaba buscando una bolsa de carbón. Llevó la bolsa hasta el fondo y le dijo a Paco:
– Hijo, quiero hacerte una propuesta. Imaginemos que aquella camisa blanca que está en el tendal es tu amigo Joaquín y que cada trozo de carbón es algo malo que tu le envías. Quiero que tires todo ese carbón en la camisa, hasta el último trozo y dentro un rato vuelvo para ver como quedó.

Al niño le pareció un divertido juego, la camisa estaba colgada lejos y pocos trozos acertaban al blanco. El padre que miraba todo, le preguntó:

– Hijo, ¿cómo estás ahora?
– Estoy cansado, pero feliz porque acerté muchos trozos de carbón en la camisa.

El padre miró a su hijo, que no entendía la razón de aquél juego, y dijo:

– Ven, quiero que veas una cosa.
El hijo fue hasta el cuarto y se miró en un gran espejo. ¡Qué susto! Paco solo conseguía ver sus dientes y ojos. Su padre, entonces, le dijo:

– Viste que la camisa casi no se ensució…. pero fíjate en ti mismo, estas totalmente negro.

Como en la historia en ocasiones podemos reaccionar de manera equivocada haciéndonos daño solo a nosotros mismos, por esto la palabra dice:

1 Pedro 3:9
No devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

 Oramos para que Dios alumbre nuestro entendimiento y podamos ver que Dios nos llamó a heredar bendición, por esta razón no vamos a devolver mal así la situación lo amerite en lo natural.

Jesús también dijo sobre este tema lo siguiente:

Mateo 5:44
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

 Oramos para que se manifieste en nuestro comportamiento el fruto del Espíritu para tratar a nuestro prójimo sabiamente, vamos a:

Lucas 6:31
Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

 Recuerda Dios te llamo a heredar bendición, a disfrutar de su reino aquí en la tierra.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *