Meditación Diaria

PROTECCIÓN DE DIOS

DIOS

Iniciamos con la siguiente historia:

Durante una fuerte tormenta en alta mar, una mujer muy nerviosa que viajaba en un trasatlántico acudió al capitán en busca de tranquilidad.

“Capitán”, le preguntó temblorosa,

“¿Estamos en gran peligro?”

“No se preocupe, Señora”, le respondió.

 “Después de todo, estamos en manos de Dios.”

“¿Tan mala es la situación?” Dijo la mujer con voz entrecortada y el terror reflejado en su rostro.

“Siempre estamos en las manos de Dios, tanto en tiempos tormentosos como en la calma. ¡Y Dios es tan bueno!”

A veces olvidamos que siempre está la presencia de Dios .

Siempre, incluso durante la calma, debiéramos tener presente la protección divina.

 Dios nos dice sobre este cuidado y protección, vamos a:

Isaías 46:3-4
Oídme, oh casa de Jacob, y todo el resto de la casa de Israel, los que sois traídos por mí desde el vientre, los que sois llevados desde la matriz.
Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré.

Jesús también dijo “estaré con ustedes hasta el fin del mundo”

En hebreos encontramos:

Hebreos 13:5-6
porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
de manera que podemos decir confiadamente:
    El Señor es mi ayudador; no temeré
    Lo que me pueda hacer el hombre.

Y el rey David exclamo en el salmo 23:4

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;

La presencia de Dios está siempre en cada uno de nosotros, no nos dejara, ni desamparara, cada día su presencia nos acompaña, no importa como este la situación debemos estar plenamente convencidos que siempre Dios nos cuida y protege.

Por estos Dios dice:

Romanos 12:19
No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Dios cuida de cada uno de nosotros, no debemos temer como dijo el rey David:

Salmos 46:1
Dios es nuestro amparo y fortaleza,
   Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Oramos para cada día caminar por fe, confiados en su palabra que permanece para siempre y se cumple, el milagro sucede.

Para finalizar recordemos lo que dice en:

Mateo 6:33
33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *