Predicas

LLAMADOS A PROSPERIDAD ECONOMICA

LLAMADOS A PROSPERIDAD ECONOMICA

La definición de prosperidad dice que es un desarrollo favorable, por lo tanto es un proceso.

De acuerdo a la definición  debemos tener en cuenta que lo importante es el recorrido, porque la meta es el resultado de nuestras decisiones económicas en el día.

Tenemos un punto de partida A  y una meta B, pero así no hayamos llegado a la meta aún, si evaluamos el proceso, podemos identificar que hemos avanzado.

Pero preguntémonos primero:

¿Cómo estamos hoy en nuestra vida económica?

1. Endeudados o reportados
2. Sin deudas
3. No tengo deudas y tengo ahorros

¿Cual fue tu respuesta?

En el día de hoy vamos a compartir sobre  la primera opción:

“Tener deudas y estar reportado”, es decir no tenemos la capacidad económica de cubrir las obligaciones mensuales  con los ingresos.

No podemos centrarnos en lo que se ve, porque el panorama económico personal y familiar se ve imposible  una solución, pero nosotros somos el pueblo de Diosy creemos lo que dice en:Lucas 1:37 Nada es imposible para Dios.

Por lo tanto hoy vamos hablar de los principios naturales para la prosperidad económica, para tener una buena administración del dinero. Sin embargo primero vamos a ver lo que dice la palabra, ya que nosotros tenemos el secreto en:

2 corintios 8: 9  Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

Nosotros los llamados conocemos la gracia, y nosotros sabemos que Dios se hizo pobre para enriquecernos. Por lo que ya somos ricos, sin embargo a veces nos cuestionamos por que no se evidencia.

Vamos a ver las posibles causas naturales por lascualesno se evidencia;

Una de las razones, son las deudas, por lo general la solución que todos pensamos para poder salir de deudas es “debo ganar más” pero esto no es así. Ya que debemos ser buenos administradores del dinero.

Una analogía para comprender mejor la economía es un balde debajo de un grifo de agua abierto que busca llenar el balde, (el balde es nuestra economía y el agua nuestros ingresos), sin embargo este balde tiene algunos huecos (los huecos son la salida de dinero) por ejemplo, la educación, la familia, el arriendo, etc.

Sin embargo, en el mundo nos crean unos estereotipos que buscamos cumplir y para esto debemos crear deudas o hipotecar la casa, etc. Por lo que vamos abriendo otros huecos en el balde que no son realmente necesarios.

Entonces a veces nos enfocamos en que el grifo debería de botarnos un poco más de agua para poder llenar el balde, y ese es el engaño en el que caemos, lo que debemos hacer es mirar por que hay tantos huecos y empezar a tapar los que no son necesarios.

Por otro lado, está el ahorro, hagamos este ejercicio de saber que tanto dinero ha pasado por nuestras manos y cuestionémonos porque hoy no tenemos ni la mitad de ese dinero.

Una fuente  para encontrar cuánto dinero hemos ganado hasta hoy, es buscar en el fondo de pensiones el ingreso que hemos tenido en los diferentes trabajos.

¿y cuál es la razón de no conservar el dinero? (tener ahorros)

¿Cuál es el problema? La economía del mundo está basada en el consumo  y nos hace gastar más de lo que ganamos.

Es necesario renovar nuestra manera de pensar como dice la palabra, generando nuevos hábitos, vamos a compartir el primero:

Pagarnos primero, es decir debemos saber manejar el dinero para poder ahorrar.

Debemos crear el hábito del ahorro, no importa la cantidad. Es interiorizar la acción y en el futuro se verán los resultados.

Adicional a esto, debemos tener creatividad para saber cómo generar más ingresos, entonces debemos buscar un motivante para empezar a tener ingresos extras.

Uno de los principales problemas que encontramos en el mundo es el consumismo: ¿Cómo puedo escapar del consumismo?

¿Cómo evitar el consumismo?

Lo primero es como nos sentimos y como nos vemos. Sin embargo todos deberíamos preguntarnos:

¿Dónde está mi valía?
¿Sera que está en mis amigos, en un club, en mi casa, o en mi trabajo?

Debemos vernos como Dios nos ve y darnos esa posición y esa valía para estar tranquilos.

En el consumismo debemos ser sabios al manejar la tarjeta de crédito.

Debemos preguntarnos:

¿Necesito la tarjeta de crédito?  Si la respuesta es no; entonces entréguela, pero si la necesita, es importante tomar precauciones; por ejemplo si vas a salir, puedes dejarla en casa y así evitas la tentación.

Vamos a la biblia, La historia del aceite de la viuda (2 Reyes 4: 1-7); nos da una gran enseñanza; El esposo quedo debiendo mucho dinero, y el acreedor fue a reclamar a los dos hijos como pago, ya que la viuda no tenía dinero para saldar la deuda. Por esto, le pide ayuda a Eliseo, y cuando él le pregunta ¿Qué tienes? Ella responde:

“Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite”.

A veces tomamos en poco lo que tenemos, y no debe ser así, siempre debemos ser agradecidos con lo que tenemos.

Eliseo, le pidió a la viuda que fuera a buscar muchas vasijas y después vendiera todo el aceite para que saldara su deuda.

Eso debemos hacer en nuestro día – día, debemos aprovechar los recursos y desarrollar los talentos.

En la analogía del balde identificamos que estos huequitos que, son el problema real. (Salidas a comer, cine, mecato, compras impulsivas, ropa sin necesidad…etc.)

¿Cómo hacemos para identificarlos en el mes?

Realizando el presupuesto.

Alguno de ustedes sabe ¿cuánta plata se gastó hoy?

Es difícil recordar cuanto nos gastamos cada día, por esto una de las recomendaciones es Anotar todos los gastos.

Sin embargo cuando tenemos muchas deudas a veces no sabemos que pagar primero, por esto vamos a ver un video corto que nos va a explicar cómo hacerlo.: https://www.youtube.com/watch?v=4ts1B8Jf6kI

Hoy era La Prosperidad económica desde la parte natural, pero todo parte de la palabra que es:

 2 de Corintios 8: 9.  Porque ya conocéis la gracia de Nuestro Señor Jesucristo que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

 Ya Dios no se enriqueció y no tenemos duda de que sea así,

Pero ¿Por qué no se ha manifestado aún?

Debemos trabajar en:

1. La deuda
2. Crear el hábito del ahorro
3. Cómo evitar el consumismo

Dios lo que está haciendo en nosotros, es un proceso de organizarnos, de cambiar el chip y tan pronto estemos preparados se va a manifestar esa riqueza a través del talento que cada uno tiene y ha desarrollado.

En cuanto a ingresos y gastos debemos de ser radicales.

Contamos un testimonio personal

“Hace unos diez años María Angélica no estaba trabajando yo quedé sin trabajo y en ese momento nosotros veníamos de un mundo de consumismo, vivíamos del que dirán.

Dios nos alumbró la mente, había mucha teoría pero cero prácticas y en ese momento tomamos la decisión:

Sebastián estudiaba en un colegio costoso e inmediatamente se cambió a otro colegio más económico, nos fuimos a vivir a un sector de menor  estrato, era un buen lugar sin embargo era muy diferente a donde vivíamos,  teníamos un automóvil y lo vendimos, y con el dinero compramos una moto o sea que en lo que se veía habíamos desmejorado nuestro nivel de vida.

 Dios comenzó  a cambiar la mente y a abrir puertas; Primero tenía que cambiar la mentalidad y después tuvimos de nuevo la oportunidad de demostrar que éramos buenos administradores.

Ocho años y no veíamos salida. O sea como la viuda con la vasija; todo lo veíamos como algo insignificante y habían medios, simplemente había que buscar cómo aprovecharlos al máximo. Gracias a Dios creemos en la palabra: fiel en lo poco y fiel en lo mucho, pero sólo Dios ha generado esos cambios drásticos y la invitación es: No vivamos del qué dirán… Nadie saca un peso para dárselo a usted.”

Ese testimonio lo compartimos porque eso es lo que Dios ha hecho en nosotros y vamos a orar para darle gracias a Dios. Dios está tratando con todos. Nos está preparando. Para manifestar en cada uno de nosotros esa riqueza.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *