Predicas

PARÁBOLA LA SEMILLA DE MOSTAZA Y SU CRECIMIENTO

Marcos 4:30-32
30 Decía también:
¿A qué haremos semejante el reino de
Dios,
 o con qué parábola lo compararemos?
31 Es como el grano de mostaza,
que cuando se siembra en tierra,
es la más pequeña de todas las semillas
que hay en la tierra;
32 pero después de sembrado, crece,
 y se hace la mayor de todas las hortalizas,
y echa grandes ramas, de tal manera que las aves
del cielo pueden morar bajo su sombra.

Marcos 4:26-29
26 Decía además: Así es el reino de Dios,
 como cuando un hombre echa semilla en la tierra;
27 y duerme y se levanta, de noche y de día,
y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo.
28 Porque de suyo lleva fruto la tierra,
 primero hierba, luego espiga,
después grano lleno en la espiga;
29 y cuando el fruto está maduro,
en seguida se mete la hoz, porque la siega ha llegado.

1 Corintios 3:5-9
5 ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos?
Servidores por medio de los cuales habéis creído;
y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.
6 Yo planté, Apolos regó; 
pero el crecimiento lo ha dado Dios.
7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega,
sino Dios, que da el crecimiento.
8 Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su
recompensa conforme a su labor.
9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios,
 y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

Gálatas 5:22-25
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz,
paciencia, benignidad, bondad, fe,
23 mansedumbre, templanza; contra tales
cosas no hay ley.
24 Pero los que son de Cristo han crucificado
 la carne con sus pasiones y deseos.
25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también
 por el Espíritu.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *