Predicas

PARÁBOLAS DEL TESORO ESCONDIDO Y LA PERLA DE GRAN VALOR (II PARTE)

DIOS

Mateo 13:44-46
44 El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo.
45 El reino de los cielos también es semejante a un mercader que busca perlas finas, 
46 y al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.

Mateo 13:51-52
51 Jesús les dijo: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor.
52 El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino
 de los cielos es semejante a un padre de familia,
que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.

Esdras 7:6
este Esdras subió de Babilonia. Era escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová su Dios estaba sobre Esdras.

Esdras 7:10
10 Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para
enseñar en Israel sus estatutos y decretos.

Marcos 8:35-37
35 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí
 y del evangelio, la salvará.
36 Porque ¿qué aprovechará al hombre
 si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?
37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

1 Pedro 4:1- 4
Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento;
pues quien ha padecido en la carne,
terminó con el pecado,
para no vivir el tiempo que resta en la carne,
conforme a las concupiscencias de los hombres,
sino conforme a la voluntad de Dios.

Baste ya el tiempo pasado para haber hecho
lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación
y abominables idolatrías.
A éstos les parece cosa extraña que vosotros no
 corráis con ellos en el mismo desenfreno
 de disolución, y os ultrajan;

Proverbios 18:14
El ánimo del hombre soportará su enfermedad; Mas ¿quién soportará al ánimo angustiado?

1 Corintios 9:24-27
24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio,
todos a la verdad corren,
 pero uno solo se lleva el premio?
Corred de tal manera que lo obtengáis.
25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos,
a la verdad, para recibir una corona corruptible,
pero nosotros, una incorruptible.
26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo,
no como quien golpea el aire,
27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo
para otros, yo mismo venga a ser eliminado.

Gálatas 2:20-21
20 Con Cristo estoy juntamente crucificado,
y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí;
y lo que ahora vivo en la carne,
 lo vivo en la fe del Hijo de Dios,
el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
21 No desecho la gracia de Dios;
pues si por la ley fuese la justicia,
entonces por demás murió Cristo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *