Meditación Diaria

PRUDENTE

PRUDENTE

En Proverbios 12:16 te dice el Señor:
“El necio al punto da a conocer su ira; Mas el que no hace caso de la injuria es prudente”.

 La Palabra de Dios, te indica que la persona prudente es la que pasa por alto la ofensa.

Pero, ¿qué significa tener prudencia?  

Es la capacidad de pensar, antes de realizar cierto acontecimiento o actividad, sobre los posibles riesgos que estos conllevan y adecuar o modificar la conducta, para no recibir perjuicios innecesarios.

La forma en que reaccionas frente a una circunstancia difícil marca la diferencia con tu entorno.

El necio no tiene conocimiento de la Palabra, manifiesta la ira; en cambio el llamado, el conocedor de la Palabra, manifiesta el fruto del Espíritu; el amor, la paz, la paciencia y el dominio propio.

El que ha sido alumbrado por la Palabra de Dios se pone en el lugar de la otra persona y le entiende.  Sabe que esa persona puede estar pasando por alguna situación difícil y no le responde de la misma manera.

Vamos a lo que dice el libro de

 Oseas 14 : 9 
¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; más los rebeldes caerán en ellos.

 Cuando respondes ante las circunstancias adversas conforme a la Palabra de Dios, eres contado como sabio, para esto es necesario cada día apartar tiempo para deleitarte con el diseñador de tu vida.

Es necesario el tiempo para descargar en Él todas nuestras angustias y preocupaciones y salir renovados para continuar avanzando a la meta, a reinar en vida.

 Dios te llamo a vivir diferente.

En Mateo encontramos:

Mateo 7 :24
Todo el que escucha mi Palabra y la obedece es prudente, como la persona que construye su casa sobre una roca sólida.

Hace énfasis en escuchar y obedecer, Por lo tanto, no es suficiente solo con escuchar.

Para vivir una vida sobrenatural es necesario escuchar y obedecer la Palabra; de esta manera tu vida será sostenida por Dios en medio de la adversidad.

Eres pueblo de Dios, llamado a vivir confiado en la Palabra.

¡Sólo milagros cada día!

  Para finalizar Recordemos

 Proverbios 28:25
      Más el que confía en el Señor prosperará.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *