Meditación Diaria

SOBERANÍA

DIOS

SOBERANÍA

Proverbios 21:31
El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Jehová es el que da la victoria.

Este versículo nos muestra la soberanía de Dios sobre su creación.

El hombre debe ser responsable y diligente en sus deberes, tareas y compromisos en las diferentes áreas de la vida.

Pero debemos descansar en la soberanía de Dios.

Una cosa es descansar en la soberanía de Dios y otra muy diferente escudarnos o tener como excusa la soberanía de Dios.

Tener como excusa la soberanía de Dios lleva a la persona a no dar toda su capacidad, a ser negligente en sus diferentes actividades, Y cuando no se logra el resultado o la meta, se cae en el error de decir que es la soberanía de Dios, pero no hacemos un alto en mirar cómo fue nuestro comportamiento, es decir si hubo apatía, pereza y la biblia advierte de antemano de cuál es el resultado:

Proverbios 10:4
La mano negligente empobrece;

 Proverbios 20:4
El perezoso no ara a causa del invierno; Pedirá, pues, en la siega, y no hallará.

 Es decir, que el resultado de una economía precaria, no es por la soberanía de Dios, sino por la negligencia y pereza.

Proverbios 21:31

El versículo 31  inicia “El caballo se alista para el día de la batalla;”, es decir, la persona hace todo lo necesario, es diligente para alcanzar el objetivo. La persona hace todas las tareas y se prepara para ir a la batalla, es responsable y diligente, pero el resultado no está basado en lo que él hizo, porque conoce de la soberanía de Dios.

Es decir, me preparo pero descanso en Dios, porque no podemos controlar muchas cosas del entorno así que la soberanía de Dios es la que me da tranquilidad y seguridad.

La palabra dice “los que aman a Dios todo le ayuda a bien”. Por lo que si hacemos todo con amor, somos diligentes y responsable sin importar el resultado de antemano sabemos que es para nuestro bien.

La gloria para el Dios vivo, vivimos en reposo.

Para finalizar Recordemos

Proverbios 28:25             
Más el que confía en el Señor prosperará

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *